El tigre de la canela de Guisela Samudio es una novela que nos mete en un mundo fantástico de mano de una joven huérfana que da más pena que alegría. No es una novela que recomiende, y menos a lectores que no gusten del género fantástico. A mí me aburrió. Sólo me sirvió para conciliar el sueño todas las noches mientras no terminé el libro.

La protagonista se llama Kanela y, como os decía, es huérfana. La autora intenta que nos dé pena y lo consigue. Esta chica, en vez de pensar en salir adelante en la normalidad de la vida, le echa imaginación al asunto y encuentra un grupo de chalados con maestro de chaladuras incluido y, como era de prever, se nos hace amiga de la banda. Quiere ser como ellos. Lo malo es que para ser profesora de algo artístico, como lo son todos, tiene que pasar unas pruebas que pondrán en peligro su existencia. ¿Lo conseguirá? Casi lo dudas porque las pruebas que ponen son cada día más difíciles. Sólo por saber si se nos hacía maestra seguí leyendo y legué al final. Esta novela es de lo más aburrido que cayó en mis manos últimamente.

Por eso no os la recomiendo. El tigre de la canela de Guisela Samudio no es para lectores a los que no les gusten las novelas de temática fantástica y, aunque te guste este género, hay novelas mejores. La autora está un poco verde. Con sus ganas de engancharte, inventa lo que no cree ni ella. Encima nos pone una protagonista que te parece tonta hasta la última página.

El más listo de la novela es el maestro Atman. Ha conseguido formar una especie de tribu de creyentes de sus chorradas. Kanela es una más que se ha enganchado a las enseñanzas de este loco que los lleva a la perdición. Lamentablemente, siempre hay tontos para que pueda haber listos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: