¿TIENES UN JEFE PSICÓPATA? ¡Mejor que no!

En las empresas

Los jefes psicópatas son Predators laborales.

LOS JEFES PSICÓPATAS abundan en la sociedad de hoy y ellos no se dan cuenta de que lo son. La crisis está sacando a la luz a muchos sin escrúpulos morales para oprimir y humillar despiadadamente a sus trabajadores como si fueran bestias malignas a las que hay que expulsar de las empresas. El asedio laboral es su regla de vida y se muestran implacables con sus empleados a los que no les conceden ningún derecho salvo la gracia de sus atropellos. La mayoría de estos comportamientos esconden el perfil de un psicópata y los mismos individuos no lo saben. Un psicópata nunca se siente un psicópata como un loco nunca se siente loco. Pero por sus obras se les reconoce. En esta época de horrores económicos el trabajo se convierte en una pesadilla para los empleados por la atroz pesecución que sufren muchos de ellos de sus jefes y capataces o coordinadores.  Es un ataque no solo psicológico sino moral y espiritual que nos pone ante una gran prueba como seres humanos.

Consentir el MOBBING significa tanto como abdicar de nuestras convicciones e independencia humana y someternos a una verdadera conquista. Este escrito es una denuncia y una protesta social para que nadie viva intimidado ni dimita interiormente como hombre o mujer. Trabajar no es vivir nada más que para quienes nos mandan ni podemos ser lo que nuestros jefes quieren que seamos o lo que pueden hacer que seamos. El trabajo cumple una bella función social y contribuye enormemente al progreso individual y colectivo. El trabajo mueve el mundo. Pero el trabajo es una cosa y la grotesca esclavitud a la que se nos está sometiendo otra. Y el maltrato laboral es algo que no podemos consentir a pesar que está extendiendose como una peste funesta en las empresas y el comercio. ¡Ningún jefe puede ser tan retrógrado de considerarse nuestro dueño! ¡¡Y si lo es  no seamos nosotros tan retrógrados de consentírselo!!

<no es tu dueño

Existe abundante literatura especializada sobre este asunto ante la avalancha de casos de psicópatas laborales que estamos padeciendo. Diríase que se trata de una epidemia contagiosa de la que nadie está inmune. Con el pretexto de la crisis financiera las condiciones de vida laborales han experimentado un alarmante retroceso que situan a las personas en la esclavitud laboral en vez de estar en un digno puesto de trabajo. Las empresas son las dueñas de nuestras vidas y somos un recurso más en sus manos al que tratan sin conmiseración y sin contemplaciones. La eliminación de los derechos laborales nos dejan a los pies de las empresas para que nos pisoteen individuos sin conciencia cuyos instintos humanos han cambiado por los instintos de una fiera. Son depredadores laborales igual que el de la foto de arriba, que coleccionan los cráneos de sus víctimas vencidas, como trofeos de sus luchas. Son cazadores y cuando van de caza conceden  pocas ventajas a la pieza que tratan de abatir. Pero todo "Predator" puede encontrarse con su Arnold Schwarzenegger, el Mayor Alan "Dutch", y la historia puede terminar de forma inesperada para el "Depredador".

Les dejo el trailer de la película de dos minutos de duración para que vayan pensando sobre este asunto de los jefes Predators.

Hagan click en el vídeo mientras leen y escuchen la música. 

Con el pretexto de la crisis se ha abierto la veda para la caza del trabajador. Estamos viendo dolorosamente como en un par de años se han suprimido décadas de trabajo y de progresos sociales y no podemos permanecer impasibles ante estas maldades de la más desatentada de las ambiciones. Recortes en los salarios ya irrisorios y jornadas de 12 a 14 horas diarias si no más es el precio que nos hacer pagar por nuestra supervivencia. Las empresas se convierten en junglas que devoran a sus empleados en un orden económico-sacrificial al que resignadamente tenemos que someternos como un castigo inevitable sin rechistar mudos como los muertos.

Por si todo esto fuera poco añádale tener que aguantar a un JEFE PSICÓPATA que siempre está buscando pretextos para avasallar a sus subordinados y en todos encuentra faltas que les sirven de excusa para arremeter contra ellos haciendo un deporte de esa cacería humana . Y todo sin que nadie le diga ni haga nada, sin que nadie ose mover un dedo, sin una palabra de reproche de ningún compañero pues ha impuesto la ley del miedo y el miedo manda donde él está.

jefes toxicos

Veamos pues, si su jefe o jefa es un psicópata. Analizaremos sus rasgos más destacados y los resumiremos en una breve sinopsis en sus puntos más destacados. El tema está poniéndose de rabiosa actualidad y con visos de estar en el candelero los sucesivos años como una lacra social. Esta doble faceta de algunos jefes y responsables de las empresas conviene que la conozcamos.

Cuando hablamos de un jefe o jefa psicópata no nos referimos a alguien parecido a Hannibal Lecter el protagonista del Silencio de los Corderos. No, ese es un psicópata y un sanguinario carnicero y un asesino despiadado que disfruta de sus crímenes por horrendos que sean. Es un caso de una mente delirante incapaz de darse cuenta de su extrema maldad. 

psicópata

Nosotros vamos a centrarnos en los psicópatas organizativos esos que cada día se dan más en nuestros lugares de trabajo. Suelen ser astutos, con capacidad de dirección y bastante don de gentes resultado simpáticos en los primeros golpes de vista.  Causan una primera impresión muy buena. ¡Hasta que se les conoce! La realidad es que son egoístas, narcisistas, iracundos, manipuladores y despiadados, no les tiembla el pulso a la hora de actuar. Son trepas que buscan situarse en un escalafón jerárquico desde el cual satisfacer sus diferentes necesidades psicológicas y desmedidas ambiciones. Parece mentira que alguien así no sea consciente del daño que causa su conducta inhumana.

insoportable

JEFES PSICÓPATAS, EMPRESARIOS SIN CONCIENCIA.

 

Lo regimenta todo a la prusiana convirtiendo las tareas más insignificantes en cargas pesadas y aborrecibles a las que él no ayuda ni con un dedo. Suelen ser más gandules y vagos que nadie pero siempre tienen el látigo a punto para caer sobre las espaldas de sus subordinados. 

Un rasgo destacado es su poder de intimidación que usa para crear a su alrededor una camarilla de chivatos incondicionales y policías que le obedecen como un perro lazarillo. Lo que llamamos pelotas que a todo asienten con tal de llevarse bien con el y su régimen mandarinato. Es su grupo en el que se mueve como pez en el agua enterándose de la vida y milagros de unos y de otros. Necesita la información para tenerlos a todos controlados y fidelizados con sus puntos de vista.

Algo que también hacen a menudo es extralimitarse en sus funciones y aplicar castigos y cosas parecidas a espaldas de la empresa que ignora ese tipo de comportamiento o, al menos cara a la galería, dice ignorar. Cuando su cólera cae sobre alguien le hace la vida imposible. ¡Allí manda él y quiere que se sepa!

psicópata

A veces son taimados y echan de la astucia tirando la piedra y escondiendo la mano. Son bastantes sofisticados haciendo el mal, muy refinados, porque no tienen remordimientos o sentimientos de culpa o vergüenza por el daño que hacen. Jamás se ponen en el lugar de nadie. Actúan con la misma frialdad de un robot japones  como si funcionaran con un chip electrónico.

Dicen los expertos que este tipo de sujetos tienen muchos crimenes en serie cadáveres en el armario de compañeros a los que hicieron sufrir o despidieron por su culpa. Dicen también que se las apañan para vivir del trabajo ajeno a modo de un parásito. Son zánganos que viven de sus esclavos. Sanguijuelas laborales.

Tienen un sentido grandioso e irreal de sí mismos. Sus méritos los proclaman con clarínes y timbales para autopromocionarse. Saben de todo y no soportan que los contradigan o les lleven la contraria. Aunque estén equivocados nunca lo admiten sería rebajarse demasiado.Mienten compulsivamente. Son un prodigio en falsear la realidad. Son megalómanos, es decir, son personas que sufren un trastorno mental que le lleva a creerse más importante de lo que son. Sufre de excesos de grandeza. Y un largo etc..que no es el propósito de este goo describir. Hay libros fantásticos sobre el tema como este del Profesor Iñaki Piñuel psicólogo del trabajo e investigador del mobbig en España con numerosos reconocimientos en su haber.

un psicópata

.

No me extiendo más. He dado unas breves pinceladas de un tema que está en boga actualmente y que, lamentablemente, lo estará durante mucho tiempo. La nueva religión sacrificial, es decir, la economia, está basada en el servilismo de los esclavos. Da igual el alto número de víctimas lo que cuenta es las grandes cifras macroeconómicas, los suculentos beneficios sin caer en reparos. El espíritu de Fenicia impera en la doctrina globalizadora, que cual azote terrorista, siembra la muerte y la enfermedad y la destrucción por donde pasa.

Las empresas buscan psicópatas que les hagan el trabajo sucio mientras alardean de su interés en la gente. Por supuesto que todas no son así pero yo espero que eso cambie y terminen siéndolo según la doctrina imperante. No es que lo quiera pero lo espero. El mundo laboral está siendo desmantelado y, pronto, habrá que buscar cualquier derecho en los desguaces de la historia. Cuando el dinero es lo más importante las personas pierden su valor.

No me he olvidado de las víctimas de un jefe o jefa psicópata. De hecho este goo pretende que tomen conciencia del problema, recopilen la información que necesitan, y estén en condiciones de defenderse del acoso laboral. Más que todo lo demás hemos de preservar nuestras facultades mentales porque se acercan tiempos muy dolorosos en todos los campos. Así que ármense con buena información y guarden sus mentes para no sucumbir a JEFES PSICÓPATAS.

proteger facultades mentales

Más información en:

http://artigoo.com/mobbing-violencia-psicologica-laboral

Entrevista a Iñaki Piñuel sobre la "Dimisión interior".

Las fotografías mostradas en este blog son propiedad de sus autores.
El contenido de este blog tiene carácter no lucrativo y de entretenimiento solamente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: