En Tiempos de Duelo

EN TIEMPOS DE DUELO

Hoy he querido hacer este goo, recordando que próximamente conmemoro  los 2 aniversarios de  los seres más queridos que han partido a la presencia de Dios. Les presento estas letras de una manera sencilla, como una guía espiritual que te ayudara a comprender un poco cada circunstancia  que experimentes cuando te veas obligado a aceptar la ausencia de una persona amada, aun cuando esté viva. Espero que en Tiempos de Duelo puedas comprender que este es un largo y triste camino que necesariamente tenemos que recorrer.

Mis queridos amigos yo les puedo decir que nosotros nunca estaremos preparados para enfrentar la muerte de un ser querido. Este proceso de duelo es un larguísimo camino que algunas veces, nos toca recorrer solos y, otras veces acompañados, pero en él siempre está presente nuestro Padre Dios.

De alguna manera aprendemos a vivir con este dolor, aunque difícilmente logramos sobreponernos a él, quizás algún día nos daremos cuenta de que este dolor nos ha hecho crecer espiritualmente.

En este proceso de duelo pueden surgir emociones que pueden resultarnos desconocidas y hasta molestas. Puede tratarse de sentimientos de miedo, desesperación, rabia, culpa, o incluso de mucho alivio en algunos casos.

Reconociendo nuestros sentimientos y llamándolos por su nombre, podremos sacarlos de los lugares más recónditos del corazón donde por lo general se instalan ellos, para llevarlos a la luz del día donde puedan ser aceptados y sanados.

Yo particularmente he sobrellevado mis duelos que han sido muy seguidos, porque el consuelo y la sanación de Dios llegaron a mi vida de una manera muy personal, Dios ha estado presente y me ha hablado muy sutilmente a través de mis sentimientos, inclusive a través de aquellos que me han parecido difíciles de aceptar. El amor de Dios ha ido más allá de los confines de mi corazón y de la capacidad que pueden tener las personas que están a mí  alrededor para consolarme.

Jamás olvidaremos a aquellos que amamos profundamente y que han partido, siempre recordaremos todo lo que tuvo que ver con ellos, pequeños detalles que tengan que ver con esa persona, recordamos las fechas especiales etc.

Para concluir te digo que en mis Tiempos de Duelo me riendo ante la presencia de Dios, porque es la manera más importante de recordar a  mis seres queridos, porque solo cuando oro accedo a una fuerza que es más poderosa que mi capacidad de recordar, una fuerza que trasciende la duración de las fotografías y los maravillosos recuerdos. Así que si estás viviendo un duelo abre tu corazón de manera amplia para que recibas el amor y el consuelo de Dios, quien camina con nosotros a nuestro lado en esta larga y difícil jornada que vivimos EN TIEMPOS DE DUELO…

En Tiempos de Duelo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: