reloj de arena

No olvides que la administración del tiempo es una de las claves para alcanzar el éxito. No importa cómo se relacionan las personas con el tiempo, queda bien claro que a todos nos da la misma cantidad. Solo hay 24 horas al día. Intentemos usarlo lo mejor posible para que no haya arrepentimientos.

Puedes romper las agujas del reloj; pero no puedes detener el tiempo, por eso, si aun te queda tiempo vive para contar el tiempo aunque no es tan importante como hacer que el tiempo cuente. Lo que tejamos en el tiempo es lo que nos llevaremos puesto a la eternidad. El hecho es que el grado del aprovechamiento del estudio depende de una buena medida del tiempo y el esfuerzo que invirtamos en el. Porque por experiencia propia sé que el tiempo lo que no perdona es lo que a tiempo no se hace, por eso hago lo que puedo cada minuto. Detesto sobre todo dos cosas: la estupidez y el perder el tiempo. Ya aprenderás que el único tiempo a nuestra disposición es el tiempo presente. Este es tu único tiempo disponible. El tiempo que perdiste en tontería, durante este año, ya se quedo perdido, pero la esperanza de iniciar mañana un nuevo año con propósitos de renovación personal. Atesora cada momento que vivas y atesóralo más si no lo desperdicias y recuerda que el tiempo no espera por nadie, mucho menos por mí porque ya tengo suficiente conocimiento sobre el recurso más importante que tenemos: el tiempo que solo poseemos ahora, pues nadie sabe que vendrá mañana. Por eso no debo perderlo porque por más que lamente el tiempo perdido, no podre recuperar de esto un solo instante.

HOY

Soy muy amable con los míos hoy; mañana, quizás ya no estemos juntos. Tengo que aprovechar cada minuto, cada instante, porque la vida es muy hermosa, por eso es dichosa o dichoso quien pueda decir “SOY DUEÑO (A) DEL DÍA EN QUE VIVO” y por ser responsable, tengo que defenderlo como pueda. Vivo el día de hoy haciendo el bien, como si fuera mi último día, aprovechando cada día como un tesoro único. Solo por hoy tratare de ser feliz pero sin miedo al futuro. El día de hoy es el único porque cada día trae su propio afán, y nosotros nos preocupamos demasiado por el futuro si pensar en el presente. Ayer ya paso y mañana es una ilusión que no sabemos si vendrá. Acepto cada día tal como viene y nunca me preocupo por el mañana, pues lo que hacemos hoy es lo que influye en el futuro. Por lo tanto si yo quiero triunfar tengo que levantarme y empezar a moverme de manera muy determinada.


Yo no me ocupo más del mañana porque estoy demasiado ocupada haciendo lo que se tiene que hacer hoy, porque pese a eso estoy dispuesta. Yo vivo serena el maravilloso día de hoy. Hoy es el único tiempo con que cuento. El presente día es un tesoro de valor incalculable. El ayer ya no existe. Lo que puedo hacer con mis errores no volver a repetirlos. Hoy es la feliz oportunidad para vivir a plenitud haciendo lo que me corresponda de la manera más perfecta. Vivo el día de hoy con optimismo y entusiasmo.

 

¿Tienes alguna vez la impresión de que pasan las horas del día como si no tuvieran ninguna importancia? Vivir de este modo es arriesgarse a perder el día de hoy o dejarle escapar. Feliz es el hombre, y solo aquel, que llama suyo el día de hoy; igual que seguro de sí mismo pudo decir no importa si mañana llega peor, pues he vivido el día de hoy intentando crear algo hermoso.

Por eso este día lo estoy recordando con gratitud por sus abundantes oportunidades que me ha brindado. El día de hoy es un frágil puente que sujeta su propia carga, pero que cederá, si añadimos la carga de mañana. Hoy es como un bloque de unión entre el pasado y el futuro.

Ayer es historia. Mañana es misterio. Hoy una dádiva por eso es que se le llama presente.

corazones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: