Las TICs en educación y el dominio de la ortografía: ideas comunes

El dominio de la ortografía en la escolarización Primaria y Secundaria y la presencia de las TICs en la educación (tecnologías de la información y de la comunicación) en esas etapas guardan, entre sí, relaciones complejas.

Por un lado, desde el fomento de las TICs como herramientas de enseñanza-aprendizaje, existe una cierta despreocupación acerca de esta disciplina. Así, suele decirse que si el procesador de textos corrige los errores ortográficos, no resulta tan importante como antes poseer un buen dominio de las reglas ortográficas del castellano. No obstante, desde nuestra experiencia como educadores, en el Proyecto Aristóteles sabemos que los padres se muestran preocupados por esta clase de afirmaciones y buscan recursos para que sus hijos sean capaces de redactar con una ortografía correcta.

Procesadores de texto y errores ortográficos 

¿Es cierto que las TICs han vuelto obsoleto el dominio de la ortografía? No, en absoluto. Un procesador de textos es capaz de corregir algunos errores ortográficos comunes, pero no otros. Por usar un ejemplo muy usual, los procesadores de texto no impiden la comisión de un error especialmente grave: aquél que incumbe a las expresiones “a ver” y “haber”. Además, tampoco sirven para evitar queísmos-dequeísmos, loísmos-laísmos-loísmos, y demás equivocaciones de este cariz. Ni que decir tiene que la escritura de palabras con tilde diacrítica es difícil de implementar en un sistema informático, puesto que optar por una u otra grafía depende de elementos contextuales y pragmáticos que son imposibles de conocer por el procesador. 

El dominio de la ortografía: necesario, a pesar de todo

En el terreno de la educación, además, los padres saben bien que los exámenes no se redactan en un procesador de textos, sino en un papel. Los niños han de ir pertrechados con un buen dominio de la ortografía y la redacción, sin depender para ello de herramientas tecnológicas auxiliares. En nuestra opinión, existe preocupación lógica por la influencia que las nuevas tecnologías ejercen a la hora de "deformar" la redacción. La escritura de SMS y 'whatsapps' puede resultar nociva en etapas en la que dicha redacción no está asentada con la suficiente madurez. No podemos, por tanto, destacar las potencialidades de las TICs en la educación pero sin, advertir, al mismo sus posibles efectos contraproducentes

 

.

TICs y ortografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: