1. Artigoo.com
  2. »
  3. Cine, TV, Música
  4. »
  5. Cine
  6. »
  7. The haunting in Connecticut

The haunting in Connecticut

The haunting in Connecticut horror fantasmas

The haunting in Connecticut, una cinta que después de verla te hará preguntar si acaso todo fue real así como se presumió. Bueno, he aquí algunas respuestas…

Es curioso como todas las personas (o al menos la mayoría) tienden a fantasear o querer ver algo que va más allá de lo normal, algo que en cierta forma indique si en verdad existe un mundo siguiente a la muerte. Una señal que demuestre que no hay un punto final en nuestra existencia.

Pero en ocasiones, aún con la tranquilidad de un mundo donde la ciencia lo intenta explicar todo, surgen visiones, eventos que desafían la razón, sonidos que parecieran estar a punto de traspasar la barrera de lo impalpable para tomar una forma en nosotros, la cual todos identificamos. La forma del miedo, de lo desconocido, de lo que no podemos entender. Es entonces cuando surgen los cuentos macabros o las leyendas urbanas que sin duda reflejan esa desesperación por encontrar y creer en algo extraordinario, y que en algunos casos, muestran entre líneas pequeños detalles que entre tanto condimento pueden desaparecer como algo imposible. Son esos pequeños detalles los que realmente alarman a uno; no es la cara desfigurada del espejo, no son las letras del refrigerador que se mueven solas; No, es la sensación, el presentimiento de que algo o alguien nos observa desde un ángulo invisible, es la sensación de desconocer si realmente estamos solos cuando sentimos un murmullo o un sonido que en otro momento podría pasar desapercibido. Es la sensación de aquella sombra que desde lo profundo, nos hace creer que quizá no es producida por lo que creemos.
Así que ¿Cuál es la razón por querer mostrar algo horrible ante nosotros? Sin duda uno de los medios que más ha explotado esto es el cine ¿Cuántas veces no nos han asegurado que todas esas escenas sangrientas y demoníacas son verídicas? Que todo lo que se nos muestra la pantalla pasó alguna vez.

La película

He aquí el ejemplo de

The Haunting in Connecticut

una cinta estrenada este Abril del 2009, que dirigida por Peter Cornwell (conocido por el premiado film corto: Ward 13) y escrita (o adaptada) por ADAM SIMON y TIM METCALFE nos cuenta la historia de la familia Campbell o para ser más específico, una serie de eventos relacionados con la casa donde se han mudado debido a que su hijo Matt, sufre de cáncer y necesita atención especial en un hospital cercano.

Lo curioso de la cinta es que sin duda pasa como una buena historia de horror muy al estilo de “Terror en Ammityville” donde al igual que en la mencionada, trata sucesos que tienen lugar en la casa y como estos afectan a sus habitantes. El sonido, una fuerte herramienta en el cine de horror, es extraordinario y muestra o nos predispone a lo que está a punto de pasar.

Al contrario de las clásicas películas de fantasmas y demás eventos paranormales, aquí los aparecidos no se desvanecen en un pestañeo, momentos clásicos de “la sombra o la figura al fondo del pasillo” son usados muy a menudo con un impacto de sorpresa y exposición continua, dejando el nerviosismo (en los personajes y espectadores) de primero ser sorprendido por lo desconocido, para seguir con (como ya dije) una exposición al ser extraño donde al no esfumarse, se marca así una predisposición a la amenaza. Algo que claramente ayuda a la hora de sumergirnos en esta casa de Connecticut.

Se destaca que el no uso de litros y litros de sangre o de momentos de máximo gore, (después de todo la película es B-15) no afectan en nada el suspenso creado por escenas bien logradas donde la clave de su funcionalidad se basa en momentos simples que seguramente muchos notarán como vividos (despertar de una pesadilla, caminar en la oscuridad, sentir que algo se movió) logrando que el espectador se adentre o de alguna forma se identifique con los eventos (no todos) de la historia.

Sí, una película buena… pero al igual que Terror en Ammityville, la cual también contiene la leyenda de “basado en hechos reales”, The haunting in Connecticut tiene algunas sorpresas que así como han formado controversia, también ha levantado la mirada de los curiosos.

Lo real

Al igual que en la película, la familia Snedekers (como verdaderamente se apellidan) se mudó por las mismas razones en la década de los 80´s. tiempo después ellos (como dijeron) comenzaron a sufrir eventos paranormales, siendo estos cada vez más fuertes y catastróficos para la familia; Un fantasma sonriente que vomitaba demonios, y otros dos más tétricos eran vistos comúnmente. Luego vinieron los maltratos físicos donde incluso se mencionó la esquizofrenia dada las extrañas escenas que contaban los habitantes de la casa, en la cual más tarde se descubrirían secretos relacionados con necrofilia (a diferencia de la cinta)
La familia, al no poder resistir más (aunque ellos vivieron más de dos años en aquel lugar) optaron por buscar la ayuda de una pareja de expertos en la materia de lo paranormal Ed y Lorraine Warren, quienes muy curiosamente habían sido contratados en el pasado por la familia Lutz (¿Les suena?) aquellos que hubieran sufrido parecidos eventos en Ammityville. Inmediatamente Los Warren exorcizaron la casa entera al ser testigos de la furia imparable de estos fantasmas demoníacos.

Pero ahí no terminó todo, a sabiendas de las ganancias de los Lutz por atreverse a contar lo ocurrido en Ammityville, los Snedekers aconsejados por Ed y Lorraine, buscaron un escritor que fuera capaz de captar “aquellos horrores que vivieron” ese escritor fue Ray Garton y en 1992 publicó “In a Dark Place:The Story of a True Haunting” Pero a diferencia de sus otros más de quince libros, Garton mencionó varias veces la frustración por no saber que escribir o como hacer que las notas que él había tomado tomaran una forma lógica ¿Por qué? Bueno, porque como él lo dijo: “Es dificil escribir un libro veridico cuando todos los involucrados cuentan historias diferentes”

Sin duda ninguna buena señal, sobre todo cuando al buscar consejo por las inconsistencias de la historia, los mismos expertos Ed y Lorraine Warren le dijeran que simplemente se concentrara en escribir el libro y que sobre todo, lo hiciera terrorífico. Testimonios que claramente crearon controversia en torno a este tipo de temas que de por si podrían ser difíciles de creer.

Los años pasaron, y esta, como muchas otras historias sobre maldiciones y casas embrujadas, ha seguido alimentando nuestras ansias por lo desconocido o lo que va más allá de la muerte. ¿Fue verdadera la historia de la familia Snedekers? quien incluso ha dicho que el material en la película se aproxima muy poco a lo ocurrido realmente. Quizá nunca lo sabremos.

Mientras tanto podemos ver, o volver a ver “The haunting in Connecticut” para darnos uno que otro susto y apreciar esas apariciones, las cuales estoy seguro, a nadie le gustaría encontrar en su casa. O en alguna otra parte.

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Aún no hay ningún comentario. Se el primero en comentar este goo

Deja tu comentario:

Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.