Hamada Shoji  trabajando

El tesoro viviente Hamada Shoji fue un alfarero considerado como Tesoro Nacional Viviente en el año 1955 por Japón. Esta mención se concede a artesanos que han destacado por sus obras contribuyendo a la cultura japonesa, con el fin de preservarlas y que sus técnicas puedan ser aprendidas por quienes lo deseen

El tesoro viviente Hamada Shoji nació en Tokio en el año 1894 y desde muy joven sintió pasión por la cerámica. Después de terminar sus estudios en el Colegio Técnico de Tokio, se dedicó a viajar por su país para conocer las distintas técnicas especiales de la cerámica popular. Inquieto y curioso, se trasladó a Europa y conoció al reputado ceramista británico Bernard Leach criado en Tokio. Compartiendo la misma pasión, abrieron juntos una alfarería en la ciudad de Saint Ives (Cornualles). Tras una breve estancia, Hamada Shoji regresó a Japón, dejando tras de sí su sabiduría en el arte de la cerámica.

El tesoro viviente Hamada Shoji abrió su taller en Mashiko, utilizaba para crear sus cerámicas, arcillas locales tal y como las encontraba, no limpiaba sus impurezas para lograr la sencillez e irregularidad naturales que caracterizan su obra.

El tesoro viviente Hamada Shoji falleció en Tokio en el año 1978, dejando su legado cultural para la posteridad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: