Mi tesoro espiritual

Mi tesoro espiritual

Mi Tesoro Espiritual.

Mi tesoro espiritual: es un descubrimiento solitario. ¿Por qué estamos juntos? Estamos juntos ' porque siempre un bosque es más fuerte que un árbol solitario. El bosque mantiene la unidad resiste mejor un huracán, ayuda al suelo a ser fértil. Pero en realidad lo que hace al árbol fuerte es su raíz. Y la raíz de una planta no puede ayudar a otra planta a crecer. Que te quiero decir con esto? “Estar juntos en el mismo propósito y dejar que cada uno crezca a su manera, es el camino de los que desean comulgar con la vida”.

En el trascurso de lo que Dios me ha dado de vida, ha sido para mí suficiente tiempo para darme cuenta de lo significativas y sólidas que han sido para mí las experiencias acumuladas y vividas, han contribuido a refinar mis ideas y aclarar mis principios. Es comprensible que independientemente de los logros adquiridos, estos son siempre fruto de un esfuerzo individual y propio, bañado por la voluntad y embellecidos a la vez por mi sello personal.

Para mi es también un logro importante y valioso reconocer la ayuda de mis familiares y amigos el auxilio samaritano y en este caso me refiero a lo que concierne con la ausencia de mi amado hijo. Sin duda soy una persona preocupada por actuar, hacer, decidir, preguntar y prevenir. Siempre estoy intentando planear alguna cosa, concluir otra y descubrir una tercera. No hay nada erróneo en ello; a fin de cuentas así es como construyo y cambio mi mundo. Pero tengo claro que lo que forma parte de la experiencia de la vida es el acto del agradecimiento.

Esto es para que de vez en cuando pueda salir de mi misma, permanecer en silencio ante el Universo, darle gracias a Dios con la lengua y con el alma por absolutamente todo. Simplemente vivir en el amor silencioso de todo lo que me concierne. En estos momentos, algunas lágrimas inesperadas, que no son de alegría ni de tristeza brotan por mis ojos, pero no me preocupo porque estas lágrimas son las que lavan mí alma.

Esta fase de mi vida, escritora que es ahora una parcela de ese jardín al que llamo vida y que depende de mi voluntad embellecerla, quizás quisiera apresurar su primavera, pero muchas veces hay que darle tiempo al tiempo. Otras veces, tengo que pararme firme para resolver cualquier situación. Espero que este artículo sea un bosquejo de esta parcela de nuestra existencia a la que llamamos VIDA que si bien ha sido retratada con la dignidad invaluable, si llega a ti y lo puedes leer hazlo con la misma humildad y el esfuerzo de quien te lo presenta.

JUDITH ROSARIO.

AHORA CULMINO CON EL CLÁSICO ADAGIO TAN ABUNDANTE EN LOS TAPETES DEL MUNDO Y QUE BASTA PARA INICIAR LA MAYORIA DE LAS ACTIVIDADES QUE REALIZAMOS EN NUESTRA VIDA…


Mi tesoro espiritual

Mi tesoro espiritual

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: