teruel

TERUEL: LEYENDA DE ZORAIDA Y LAS TORRES MUDÉJARES

   Teruel (Aragón, España) se caracteriza por sus impresionantes edificios de estilo mudéjar. Prueba de ello es que los edificios mudéjares de Teruel fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. Entre los laureados edificios se encuentran dos torres, la Torre del Salvador y la Torre de San Martín. Y en torno a las dos torres, una leyenda se va transmitiendo de generación en generación.

   La leyenda cuenta que en el Teruel medieval los planos de ambas torres fueron aprobados al mismo tiempo. El arquitecto de la Torre de San Martín se llamaba Omar, y el de la Torre del Salvador, Abdalá. Ambos eran jóvenes y musulmanes, y eran amigos. Un día que los dos arquitectos paseaban juntos por Teruel, vieron a una bella joven llamada Zoraida, también musulmana, asomada a su balcón. Los dos arquitectos se enamoraron de ella y a partir de entonces empezó una pugna entre ellos por conquistar el amor de la joven. Omar y Abdalá fueron, por separado, a hablar con el padre de Zoraida para pedirle su mano.

leyenda

   El padre de Zoraida no sabía por cuál de los dos arquitectos decantarse. Por fin decidió una solución y mandó llamar a los dos. Les dijo que concedería la mano de su hija Zoraida a aquél de los dos que antes terminase su torre, siempre que estuviera perfecta. Los dos se esmeraron en contratar obreros, tanto de Teruel como de otros lugares. Ambos ocultaron su obra de la vista del público mediante andamiajes y otrs elementos.

torre mudéjar del salvador, teruel

   Omar terminó primero. Avisó a Zoraida y a su padre y anunció a los habitantes de Teruel que los andamiajes y todo lo que ocultaba su obra iba a ser retirado porque su torre ya estaba terminada. Muchos turolenses se concentraron alrededor de la misma para contemplar la obra. Pero para horror de Omar, cuando la torre quedó al descubierto, todos vieron que no estaba recta sino ligeramente inclinada. Muy bella en su arquitectura y decoración, pero inclinada. 

   Desesperado por haber perdido su oportunidad de conseguir la mano de Zoraida, decidió subirse a su torre y desde allí se arrojó al vacío. Prefirió la muerte antes que vivir sin Zoraida y sin honor profesional. Poco tiempo después, Abdalá terminó su obra, y le fue concedida la mano de Zoraida.

torre mudéjar san martín, teruel

 

Créditos fotos Teruel (leyenda de Zoraida y las torres mudéjares)

1-Igorre1969
2-Tagarino (salv)
3-Cuoreselvaggio
4-AdelosRM

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: