El termómetro y el control de la temperatura

El termómetro y el control de la temperatura

En el mundo hay dos tipos de personas. Quien parece un termómetro y quien parece el control de la temperatura. El termómetro reacciona a la temperatura ambiental. Si la temperatura aumenta, el indicador sube; y si disminuye, el indicador baja.

Así, quien vive reaccionando a las condiciones exteriores es como un termómetro. Por el contrario, el control de la temperatura no recibe influencia externa. De hecho, él es la influencia. Aquél que es como el control de la temperatura no es afectado por el entorno, sino que él mismo controla su alrededor según su necesidad.

Quisiera vivir como el control y no como el termómetro. No quiero una vida en la que el entorno me controle, sino una vida en la que yo controle al entorno. Lo importante es ver este mundo con el optimismo que nace de nuestra fe, no nos dejamos influenciar por el exterior.

Un ejemplo de alguien que vivió así fue David quien cuando luchaba contra Goliat, cuando huía de Saúl y corría peligro, y en todas las batallas que tuvo, pudo enfrentar y soportar esas situaciones con fe porque confiaba en el gran poder y la salvación de Dios.

Cuando vemos el entorno y a nosotros mismos, no hay mucho que podamos hacer. Pero nada es imposible si miramos a Dios y confiamos en Él.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: