Cada día inventan nuevas terapias para hacer milagros donde se pueden hacer y también para sacarnos el dinero del bolsillo. Entre las nuevas terapias están las terapias con perros para niños. Los perros actúan como canales de comunicación entre el niño y el médico.

No valen estas terapias para todos los niños. Por ejemplo, un niño que tenga fobia a los canes o alergia no puede acceder a estas novedosas terapias que están triunfando en la curación de patologías de nutrición, psiquiatría y psicología. Son ideales, nos dicen los que saben, para reducir la impulsividad de los más pequeños de la casa y para que aprendan a aceptar normas.

Las terapias con perros para niños están dando trabajo a muchas personas: médicos, personal sanitario y empresas de perros. Estas empresas deben estar dadas de alta. La Administración lo controla todo, sobre todo cuando puede ganar dinero con sus controles.

¿Y en qué consisten estas terapias con perros para niños que se están haciendo cada día más presentes en muchos hospitales? Pues en acariciar al perro, cepillarlo, jugar con él. Se trata de juegos y diversiones con normas. En algunos centros médicos los niños escriben un cuento para el perro que les leen a los otros niños.

Estas terapias con perros para niños son terapias recientes, poco comunes aún, pero cada día se hacen más presentes. Seguro que acaban poniéndose de moda. Son terapias complementarias para mejorar los resultados de los tratamientos tradicionales. Debemos tener en cuenta también que faltan estudios científicos que las avalen.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: