No tengas un festín de comida chatarra

No tengas un festín de comida chatarra. La obesidad puede perjudicar al cerebro de muchas maneras. La acumulación de colesterol en las arterias puede restringir el flujo de sangre al cerebro, privándolo del alimento y el oxígeno que necesita. El cerebro responde, como el resto del cuerpo, a nuestra alimentación.

Además, las neuronas son altamente sensibles a la insulina. Una dieta regular alta en azúcar y calorías puede interrumpir las señales de esta hormona, disparando una reacción en cadena que lleva al desarrollo de placas mortíferas que se acumulan en el cerebro.

La buena noticia es que ciertos nutrientes -como los ácidos grasos del omega 3, y las vitaminas D y B12- parecen atenuar los daños cerebrales asociados a la edad. Eso explica el hecho de que las personas que se alimentan con una típica dieta mediterránea muestran las mismas habilidades cognitivas que gente de 7,5 años menos.

SÍ: trabaja tu cuerpo

Con frecuencia marcamos una diferencia entre cerebro y fuerza muscular. Pero de hecho ponerse en forma es una de las maneras más seguras de desarrollar tu mente.

La actividad física no solo establece un mejor flujo sanguíneo al cerebro, sino que también dispara un aumento de proteínas como la del "factor del crecimiento nervioso", que pueden ayudar a estimular el crecimiento y mantenimiento de las conexiones neurales del cerebro.

Hay muchas actividades que pueden ayudar a mantener el cuerpo sano y la mente sana.

Los beneficios parecen extenderse desde la cuna hasta la tumba: los niños que caminan a la escuela sacan mejores notas, mientras que un paseo a pie aumenta la capacidad de concentración y la memoria de los jubilados. Además, una amplia variedad de ejercicios pueden ser de ayuda, desde suaves aeróbicos hasta levantamiento de pesas: solo escoge un régimen de entrenamiento que se adapte a tu estado físico actual.

comida chatarra

SÍ: sal de fiesta como si tuvieras 21 años

Si todo lo anterior te suena como mucho trabajo, una de las mejores maneras de proteger el cerebro es socializar. Puesto de manera simple, los humanos somos criaturas sociales ,y nuestros amigos y familiares nos estimulan, nos retan a probar nuevas experiencias y nos alivian del estrés y la tristeza.

Socializar es uno de los ingredientes de la receta de la felicidad.

Sorprendentemente, un estudio con personas de 70 años encontró que los individuos más activos socialmente tiene un 70% menos de probabilidades de sufrir deterioro cognitivo en un periodo de 12 años, comparados con aquellos que tenían una vida social menos activa. Todo, desde la memoria y la atención, hasta la velocidad mental de procesar información se beneficia del contacto regular con otras personas.

En última instancia, los científicos sospechan que no hay una fórmula mágica para entrenar el cerebro. Quienes envejecen mejor tienen estilos de vida que lo combinan todo: una dieta variada, actividades estimulantes y un círculo de amigos queridos. Y eso no es tanto una receta para un cerebro saludable, sino para tener una vida feliz. Consejos para preservar tu poder Mental II

Fuente Historia: BBC Future

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: