fotografia

El idioma español es rico en comparativas con elementos que hacen referencia a la cocina y a la gastronomía, sobre todo en el sur donde más se exageran las cosas y ciertos calificativos se utilizan con frecuencia, uno de los que más se escuchan es la "empanada mental". Una empanada es una masa similar al pan la cual se rellena de diferentes productos por lo que al referirse a ella en relación a una persona se quiere decir que tiene la cabeza en desorden o que no tiene un razonamiento concreto, que tiene el cerebro hecho un asco, vamos...

fotografia

Otras muchas expresiones usamos que tienen relación con la gastronomía como por ejemplo "dar sopas con hondas", "comerse una rosca", "darse el pisto", "salirse del plato", "estar hecho papilla", "dársela con queso", "tener mala uva", "estar frito por algo", "comerse el coco" y muchas frases más.

Volviendo a la "empanada mental" esta frase se refiere a que la persona está hecha un lío, que tiene muchas cosas en la cabeza pero que no las sabe hilvanar comenzando por hablar de un tema y terminando por hablar de otro. Tener "empanada mental" se caracteriza por su machaconería, por la fijación en ciertos temas que repiten una y otra vez como si fueran los más importantes del mundo sin darse cuenta que aburren soberanamente a los que tienen la mala fortuna de tener que soportar su "empanada mental".

fotografia

fotografia

Con frecuencia nos tropezamos con personas que tienen este síndrome culinario alojado en sus neuronas y la paradoja es que suelen ser personas que se creen muy listas y a estos que pretenden ser un "sabelotodo" resulta muy difícil entenderlos ya que por lo general sus frases resultan huecas y casi siempre se contradicen, donde dicen y se desdicen para luego volver a decir y ya no saben lo que anteriormente dijeron. En definitiva, estos personajes abundan y los hay con "empanada mental" aquí y en todos los países... ¡Pobres...!

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: