¡Siempre ten una buena razón para vivir!

En ocasiones creemos que la vida nos da mala cara por sucesos que estamos viviendo, por la agresión del entorno, la mala vibra de la gente o porque siempre es “A MI” al que la vida no quiere o trata mal.
Estaremos de acuerdo que hay situaciones que no podemos cambiar: el deceso de un ser querido, algún tipo de accidente que como tal no es un hecho preciso o deseado, alguna perdida o extravío de algo querido, una avería que por el momento no era de esperarse, pero no todo debe de darnos motivo para no tener una buena razón para vivir.

Lo importante esta en el análisis del suceso y la actitud con la que afrontemos tal momento o situación.

Tener la mente receptiva, abrir nuestros conceptos y ponernos en una actitud positiva es lo que marca la diferencia y lo que nos puede dar un mejor estado de vida que una lamentación continua.

Quien no a escuchado cuando alguien que esta preocupado recibe la siguiente aseveración con el fin de presentarle una mejor estadía de vida:

Lo que te preocupa tiene solución, la respuesta pude ser si o no...

En ambos casos te diré, deja de preocuparte, porque si en realidad tiene solución entonces no hay de que preocuparse y si no la tiene cual sería el caso de querer corregir o evitar lo incorregible o inevitable...

Aclaro, no pretendo decir que dejemos todo en un clásico hay se va... como vaya viniendo... o en la espera de soluciones que caigan del cielo, pero si en tratar de tener una mejor percepción y actitud de vida.

Todo como tal tiene un lado bueno y un lado malo, la diferencia esta en el lado que quieras permanecer. Si permaneces en el lado bueno tu mente te lo agradecerá, tendrás paz en el alma y vivirás más feliz, si te quedas en el malo, cada segundo de tu vida será amargo, estarás siempre molesto contigo mismo y con los demás, la vida te parecerá aburrida y sin razón para seguir en ella.

Al final quien te pagara mejor y mejores momentos?. Recuerda, la inversión de energía es la misma!; en lo personal te digo busca siempre el lado bueno y una sonrisa iluminará tu rostro, vivirás mas plenamente contigo, los tuyos y tu entorno y formarás un escudo que no permitirá que nada te perturbe.

Puede que digas al leer esta nota que si así fuera de fácil entonces la vida no tendría problemas, y la verdad te digo, los problemas existen pero tu actitud puede cambiarlos. En ti esta, no hay nadie que pueda hacerte ver la vida con menos gusto si tu no permites que esto suceda.

Requiere dedicación, tiempo, paciencia y cambio de actitud, inicia cada mañana alzando los brazos y dando gracias al universo o a tu ser supremo por el simple echo de estar aun aquí, respirar y vivir.

Vete en el espejo y sonríe y repite: Hoy será un gran día, nada ni nadie va a cambiar la sonrisa en mi rostro, ahora seré yo quien ponga en cada persona un toque de alegría y una razón de vida, recibiré los embates diarios con agrado y buena disposición para cambiarlos, entendiendo que lo que muchos pueden ver como negativo a mi me enriquece porque me da la oportunidad de aprender, caer y levantarme.

Entiendo que la vida es igual para todos pero que es cuestión de actitud lo que la hace diferente, a partir de hoy: ¡¡¡ SIEMPRE TENDRE UNA BUENA RAZON PARA VIVIR !!!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: