La necesidad de captación de clientes y de venta aumentado por el consumo en desmesura, ha creado en el mercado un nuevo oficio: ser TELEMARKETER.

Pero, ¿que es realmente un TELEMARKETER?

Sea cual fuera la tarea encomendada a un TELEMARKETER, este antes que nada es un interlocutor que establece un relación entre el y un potencial cliente, utilizando como medio de comunicación el teléfono. La misión del mismo esta ligada a la promoción y posterior venta de un producto tangible o intangible dando a conocer las características excepcionales del mismo a la persona que esta del otro lado del aparato telefónico recibiendo el mensaje.

Bien, ya tenemos claro el objetivo, vender. Cómo, por teléfono. A quién, generalmente o por lo menos en algunos lugares de Argentina se utiliza el servicio de la guía telefónica y se llama a toda la población número por número hasta tener una repuesta satisfactoria.

Las condiciones para que una venta por teléfono sea positiva dependen, en la mayoría de los casos, de la predisposición de la gente a escuchar lo que desde el otro lado tenemos para contar. Para esto tenemos que necesitamos TELEMARKETERS que a la hora de querer ser escuchados sepan qué decir. Usar las palabras exactas a cada comentario, negativo o positivo.

Se debe de proveer al vendedor de herramientas tácticas para cada encuentro con su futuro cliente. Las capacitaciones son fundaméntales, nunca se debe enviar al campo de batalla a una persona si no se esta convencido de que realmente este preparado. Obviamente que al principio las personas tenderán a equivocarse debido a los nervios, o a quedarse absortas ante preguntas inquisidoras de los receptores. Pero, no es lo mismo que alguien cuente con una capacitación especial de por lo menos dos semanas, (como mínimo) entre teoría y práctica, a que una vez contratado lo pongan al teléfono. Los resultados saltaran a la vista y pueden costar mas de un cliente a la empresa. Por lo general es muy difícil concretar o levantar una venta luego de notar dudas y desconocimiento por parte del emisor.

También es muy importante el tono vos, la dicción, la entonación, la seguridad con la que se habla. Antes que nada el saludo y la presentación correcta serán el punto de entrada a la conversación. Si el receptor nota algún tipo de titubeo, no escucha bien y no entiende las palabras porque la pronunciación fue rápida, sin respiro o no hubo buena modulación espere un corte en seco; ya que seguramente irrito al destinatario. Una segunda opción de una persona un poco más educada y quizás con algo de tiempo seria que se tome la molestia de volver a preguntarle que es lo que acaba de decir. En ese instante evaluara rápidamente si conoce el producto, pero ya cargado de cierta negatividad, por lo que procederá a agradecer su comunicación y le pedirá ser contactado en otro momento. El receptor perdió mucho tiempo teniendo que volverá escuchar el mensaje mal transmitido.Por eso es muy importante el saludo y la presentación, es la clave de una comunicación satisfactoria y de una venta asegurada.

Tómese su tiempo y no se abalance al teléfono. Escuche a sus nuevos compañeros, pregunte y recién cuando se sienta relajado realice su primera llamada. No se frustre si le cortan la primera vez, seguramente en el segundo o tercer llamado ya habrá superado la primera. Pero tenga la tranquilidad de que si se toma su tiempo para entender el mecanismo del trabajo, sus reglas y condiciones en muy poco tiempo será un buen TELEMARKETER.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: