Estos Tejidos al crochet, como se conocen ahora, son relativamente nuevos.

La aparición de este tipo de forma de tejer no sería muy exacta. Hay quienes dicen que sería originario de América del Sur, otros quienes sitúan su origen en China y quien dice que su lugar de nacimiento es Arabia.

No se conoce seguro. No existen evidencias de tejidos al crochet previas al siglo XVII.

En los años 1800 aparece en Europa. Al comienzo se podía tejer encima de una tela que se estiraba en un bastidor o tambor, por lo que también se llamaba bordado de tambor. Se hacía con lanas y agujas muy delgadas.

Después se comenzó a tejer sin una tela en bastidor. Realizando la tarea “en el aire” y comenzaban a nacer los primeros tejidos al crochet.

Al comienzo los ganchillos eran confeccionados con madera, en bronce o en marfil. Hacia 1900 empezaron a confeccionarse los ganchillos de metal en serie. Esto facilitó que estos tejidos al crochet se volvieran populares y posibles a que gran número de personas los pudiera tejer.

Cuando el crochet llegó a Europa, los vestidos de la nobleza eran fabricados con bellos tejidos colmados de encajes, realizados con sedas y materiales costosos, y hechos con métodos más onerosos.

Las telas y encajes confeccionados a ganchillo se veían como una grosera copia de las prendas lujosas de las gentes más adineradas, por lo tanto eran rechazados los tejidos al crochet.

La Reina Victoria, aún así empezó a usarlos. Encargaba TEJIDOS AL CROCHET a artesanos y artesanas irlandeses. Ella también practicó a tejer a ganchillo. Esta influencia empezó a revalorizar el talento de los tejidos al crochet.

A partir de 1950 se comenzaron a utilizar hilos y agujas más gruesos. Ahora era más común TEJER y se ocupaba menos hilo.

De esta manera se hizo para siempre popular esta técnica. Se comenzaron a usar colores brillantes y a emplear los tejidos al crochet en complementos y adornos.

Hoy, en un mundo con demasiada prisa, la habilidad de tejer a crochet, igual que otros trabajos artesanos, tiende a desaparecer. Se reemplazan por tejidos artificiales elaborados por maquinarías industriales.

Aquí en Tejidos al crochet, vamos a hacer hasta lo imposible para que esta técnica artesana de tejer ocupando ganchillos, que muchas veces crea palpables obras de arte, no deje de existir.

Queremos que los bebés sigan luciendo hermosas prendas TEJIDOS AL CROCHET, hechas especialmente para ellos con cariño.

Queremos continuar viendo visillos y cortinas de ganchillo en los cristales de las ventanas.

Queremos enseñar a TEJER, a aquellos que quieran aprender a TEJER, de qué forma se realizan los tejidos al crochet, para que de esta manera ellos enseñen a otros.

Estamos seguros que los tejidos al crochet son, también, una tarea rentable y deseamos que, esencialmente para que no desaparezca, dé rentabilidad a todos los que deseen hacer del ganchillo una medio de obtener ganancias.

Te invitamos a compartir tu testimonio con quienes hacemos!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: