El Contouring es una técnica de maquillaje cuya finalidad es la de esculpir el rostro dándole volumen e intentando conseguir un aspecto ovalado.

¿La Finalidad? Lucir espléndidas recurriendo a esta técnica que juega con los tonos oscuros y el iluminador para definir nuestras facciones.

Material que utilizaremos para el contouring:

  • Unos polvos de sol con su correspondiente brocha.
  • Un producto iluminador.
  • Una brocha que nos ayude a perfilar de cerdas artificiales o una esponja que tenga un extremo afilado.
  • Polvos de contorneado de un tono grisáceo y de acabado mate.
  1. Utilizaremos la base de maquillaje o una crema hidratante o con color, dependiendo de la cobertura que queramos.
  2. Elegiremos el tono de producto que vamos a utilizar. Puede ser en crema, fluido o polvo. Es importante que no tenga brillo.

  3. El color oscuro lo aplicaremos por debajo del hueso del pómulo, en el puente de la nariz, en la línea que separa rostro y cuello y en las esquinas de la frente.

  4. El corrector blanco o iluminador, lo aplicaremos en medio de la frente, justo encima de las cejas, pómulos, puente de la nariz, encima del labio superior y en la barbilla.

  5. Con un tono rosado daremos rubor a las mejillas sin excedernos ya que podríamos estropear el efecto contouring.

  6. Finalmente, funde bien con tu piel las zonas en las que has aplicado el iluminador. Después, difumina con el oscuro procurando que no te queden líneas. Para mayor duración aplicaremos unos polvos sueltos que fijen y complementen el maquillaje.

Espero que os guste. Muchas famosas no salen de casa sin este tipo de maquillaje. Nosotras seguramente lo usaremos en ocasiones especiales. Te atreves a problarlo? 

 





Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: