fotografía

El color disuelto en agua se aplica sobre cartulina, cartón o papel de diferente grosor. Esta técnica pictórica se comenzó a utilizar tras la invención del papel en China. Anteriormente se utilizaban los frescos que eran murales sobre yeso húmedo. Uno de los artísta que comenzó a utilizar la acuarela fue el pintor renacentista italiano Rafael Sanzio que pintó en cartulinas los bocetos de tapices. Durero también utilizó acuarelas en el siglo XV y otros muchos pintores intercalaron la acuarela con el óleo.

fotografía

Las pinturas para la acuarela se diferencias de las del guache (témpera) que es mucho más opaca y al utilizar las aguadas se consiguen obras más difuminadas. Se tienen muchas más posibilidades de crear degradados y los colores se pueden hacer más o menos intensos añadiendo capas con más o menos agua. Las pinturas que se utilizan para pintar acuarelas son pigmentos de colores que se mezclan con goma arábiga que es una sustancia pegajosa que procede de algunas plantas y que al entrar en contacto con el aire se endurece. 

fotografía

Para realizar una obra a la acuarela se debe disponer de un papel de bastante grosor debido a que se humedecerá, no obstante, esto depende del dibujo que queramos representar. El primer paso es realizar un boceto sin apretar mucho el lápiz lo que facilitará hacer algunas correcciones en el futuro. La primera operación con la pintura disuelta en agua debe ser muy ténue y dejar que el papel se seque. A continuación se aplica otra capa o varias hasta conseguir el efecto deseado.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: