piercing

Tatuajes y piercing, sus riesgos

La historia que conocemos de los tatuajes data desde la Edad de Piedra. Corrían los años 90, específicamente en 1991, se descubrió en un glaciar a un cazador de la era Neolítica, esta momia tenía la espalda y las rodillas tatuadas, anterior a este descubrimiento de la momia de este cazador, el personaje tatuado más antiguo que se conocía era la sacerdotisa egipcia Amunet adoradora de Hathor, diosa del amor y la fertilidad. En la ciudad egipcia de Tebas vivió esta sacerdotisa alrededor del 2000 a C.., sus tatuajes de diseño simple, similares a los de la momia del cazador con dibujos elaborados en puntos y rayas.

Se especula que los pequeños huesos puntiagudos encontrados en la cueva prehistórica de Aurignac, se piensa que pudieron ser usados para tatuar. Prosiguiendo; de los antiguos pobladores de la Polinesia es aceptado que fueron los primeros en gravarse motivos en la piel, inclusive los hombres se tatuaban hasta no quedarles ni un trozo de piel sin gravar. Es ahí precisamente donde se hicieron los tatuajes más artísticos del mundo antiguo, teniendo como característica notable sus figuras geométricas.

El término tatuaje (tatoo en inglés, se pronuncia tatú) es de origen polinésico y, viene específicamente de la palabra “ta” que tiene el significado “golpear” o en la expresión tau-tau que significa choque entre dos huesos,

En Nueva Zelanda existía el estilo Moko Maorí, un tatuaje tribal que servía de identificación a cada persona y su estatus dentro de su círculo social. La persona con este tatuaje era única e inconfundible, cuanto más elaborado era el tatuaje, mayor era su ascenso en lo social. Los individuos eran tatuados desde la cabeza a los pies, comenzaban a los 8 años, siendo un proceso lento de mucho dolor, los embellecían y renovaban durante toda la existencia. Los hemos recreado un poquito con parte de la historia original del tatuaje, todavía hay mucha historia pero; aquí hemos resaltado algo de lo más importante.

tatuajes

La antiquíma expresión del piercing

Si algo tiene una expresión antiquísima, tanto como la cultura ese es el piercing con vigencia en todas las épocas desde prácticamente la creación de la civilización. Por ejemplo en Occidente durante gran parte de todo el siglo XX quedó reducido a la simple perforación de los lóbulos de orejas para colocarse sarcillos o pendientes. Fue precisamente en la última década de este siglo (XX), donde comenzó un auge pronunciado, especialmente entre los jóvenes, convirtiéndose en algo común conocer personas con pendientes en la oreja además de otras partes del cuerpo tales como el ombligo, los genitales, cejas y en cuantas partes del cuerpo se les ocurre.

Tanto que incluso hay grupos de diferentes expresiones sociales y culturales que lo usan como identificación. Es casi imposible establecer en que época de la historia de la humanidad, hizo su presencia el anillado corporal (piercing). Lo cierto es que es casi tan ancestralmente antiguo como la presencia del hombre sobre la tierra.

El tatuaje y el piercing fueron expresiones religiosas, esotéricas, espirituales y culturales de la humanidad. En este momento contemporáneo en que nos encontramos existe un apego, vicio, exhibicionismo, moda, con prácticamente los mismos motivos que hemos identificado arriba. Aparentemente, joven que se respete y quiera estar a la moda adopta esta forma de expresión para hacerse notar y estar al día con las nuevas corrientes (antiguas) de expresión que han caracterizado al hombre de todas las épocas.

Ahora vamos a examinar los riesgos del piercing y el tatuaje.

Las modas son cambiantes pero en algunos casos las consecuencias de una moda en particular se hacen permanentes. Advierte, Luís Pastor, jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Ruber Internacional de Madrid, Se refiere el citado profesional al motivo que ha tenido una persona para hacerse un tatuaje, este motivo puede cambiar y presentarle problemas más adelante, tal como el que una persona se grave en la piel el nombre de su pareja y años después quiere eliminar el consabido tatuaje. Son muchas las personas que tiene este problema.

Eliminar un tatuaje y sus dificultades comienza desde el mismo momento en que la persona decide tatuarse la piel, los pigmentos utilizados, la higiene, la asepsia, el profesional que va a hacer el tatuaje, los colores…, la eliminación de un tatuaje presenta dificultades que la gente ni imagina, se puede eliminar la pigmentación de la mayoría de los tatuajes, especialmente negros y azules oscuros, la complicación se presenta con otros colores.

El laser de CO2 ultrapulsado y la tecnología Q switched son los dispositivos más usados para eliminar tatuajes.

Son innumerables los casos que; luego de colocarse un piercing se producen infecciones, que tienen que ser tratados con antibióticos normalmente. Puede pasar que se presente un rechazo y necesario es retirar el piercing definitivamente. Finalmente estas dos expresiones son incluso de riesgo para la salud de las personas, los menores y jóvenes no deben tatuarse ellos mismos ni hacer que sus amigos lo hagan, estas dos técnicas debe realizarlas alguien que sepa lo que está haciendo. No son pocas las personas que lo han lamentado amargamente por las cicatrices, marcas, infecciones etc. Las personas que sufran de diabetes, problemas cardíacos congénitos, insuficiencia renal, entre otras dolencias deben extremar las precauciones.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: