Para aquellas novias que gustan de lo clásico, una buena noticia es que el blanco vuelve ser el protagonista indiscutible este nuevo año que, además empieza una nueva década.

Los vestidos de novia retornan al blanco, desde tonos más arenosos hasta el blanco más puro y sin dejar de lado algunos toques pasteles o dorados para romper. En cuanto a la figura, podemos encontrarla ceñida, suelta o exageradamente voluminosa. Y  los complementos siguen siendo importantes: cristales, lazos de raso en la cintura, flores de tela. De igual manera, la decoración del lugar del banquete podría “vestirse” de blanco a través de calas, rosas o claveles, que imiten las líneas del vestido.

Incluso la tarta de boda podría reproducir el vestido de la novia ¿por qué no? blancos puros, blancos rotos o hueso, con drapeados, caídas, trenzados o toques de  joyería y colores pasteles. Cualquier detalle del vestido puede repetirse en la tarta,  como un homenaje a la protagonista de la boda: la novia.

Dulce factoría, pasteleríaDulce factoría, pastelería

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este artículo os presentamos algunas ideas para la tarta nupcial, acorde con aquellas novias que aman el blanco, son clásicas, pero desean algo exclusivo.

 

Dulce factoría, pasteleríaDulce factoría, pastelería

Manuel y Yubisay
Si quieres saber más sobre Dulce factoría, aquí encontrarás más información.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: