Tarta Sacher

La Tarta Sacher, en alemán Sachertorte ([ˈzɑxərˌtɔrtə]), es una tarta de chocolate típica de Austria. Consiste en dos planchas gruesas de bizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados. El chocolate que cubre la tarta permite que se conserve durante períodos largos. 

Fue inventada en 1832 por Franz Sacher, entonces joven aprendiz de repostería, para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich. Tras pasar 16 años trabajando en Bratislava y Budapest, Sacher volvió a Viena y abrió una tienda de delicatessen y vinos. Eduard, el hijo mayor de Franz Sacher, fue aprendiz de repostero en la confitería vienesa Demel. Allí empezó a confeccionar la tarta de su padre en la forma que hoy se conoce. En 1876 fundó el Hotel Sacher, todavía hoy existente, y comenzó a vender la Tarta Sacher. Tras la muerte de Eduard Sacher, su esposa Anna continuó regentando el hotel.

Tradicionalmente la Tarta Sacher, se suele acompañar de nata montada (crema chantilly).

Ingredientes

Para la tarta Sacher

  • 7 yemas de huevo
  • 150 g de mantequilla ablandada
  • 125 g de azúcar glas
  • 200 g de chocolate negro
  • 1 paquete (8g) de azúcar de vainilla
  • 7 claras de huevo
  • 125 g de azúcar cristal
  • Una pizca de sal
  • 150 g de harina
  • Mantequilla y harina para el molde
  • 150 -200 g de mermelada de albaricoque
  • 1 chupito de ron

Para el glaseado

  • 200 g de chocolate negro o chocolate para cocinar
  • 250 g de azúcar
  • 150-170 ml de agua

Procedimiento

1. Derretir el chocolate lentamente (idealmente en un baño maría).

chocolate

2. Mezclar la mantequilla con el azúcar glas y el azúcar de vainilla hasta que tome la consistencia de una crema. Incorporar gradualmente las yemas de huevo.

azucar

3. Precalentar el horno a 180 ° C.

4. Engrasar un molde para torta con mantequilla y espolvorear con harina.

engrasar

5. Batir las claras de HUEVO con una pizca de sal, añadir el azúcar cristal y batir hasta que se forme picos rígidos en la mezcla.

claras

6. Revolver el chocolate derretido en la crema con las yemas de huevo e ir reolviendo haciendo especies de doblez con las claras de huevo alternando con la harina. Verter la mezcla en el molde y hornear durante aproximadamente 1 hora.

chocolate

7. Retirar el pastel y dejar enfriar (para lograr una superficie plana gire la torta sobre una superficie de trabajo inmediatamente después de hornear y vuelva a girar después de 25 minutos).

8. Calentar un poco la mermelada de albaricoque en caso de que sea muy sólida y revolver hasta que tome una consistencia suave y agregar un chupito de ron. Cortar la tarta en la mitad en sentido transversal. Cubrir la base con mermelada, colocar la otra mitad en la parte superior y cubrir la superficie superior y alrededor de los bordes con mermelada de albaricoque.

mermelada

9. Para el glaseado, romper el chocolate en trozos pequeños. Calentar el agua con el azúcar durante unos minutos. Verter en un recipiente y dejar enfriar hasta que tenga una temperatura tibia. Añadir el chocolate y disolver en la solución de azúcar.

glaseado

10. Verter el glaseado rápidamente, en una sola acción, sobre la torta e inmediatamente esparcirlo y suavizarlo sobre la superficie, utilizar un cuchillo de hoja ancha o una paleta. Dejar reposar la torta a temperatura ambiente.

glaseado

11. Servir con un aderezo de crema batida. Si es posible, no almacenar la TARTA SACHER en la nevera.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: