Tarta de queso mascarpone

Soy una amante de la tarta de queso y principalmente es el postre que suelo pedir cuando salgo a comer fuera.

Ya había probado alguna tarta casera, pero no terminaba por convencerme su sabor. Hasta que un día cogiendo ideas de aquí y de allí y añadiéndole mi propio toque personal, una Nochebuena a pesar de que podía llegar a ser todo un fracaso, me arriesgué y me aventuré a elaborar mi primera tarta de queso. El resultado fue sorprendente, a partir de ese día siempre hay una excusa para volver a hacerla.

Ingredientes.

Para la base:

2 paquetes de Galletas María Dorada ó María Hojaldrada.

200 grs. de margarina (sin sal).

Para el relleno:

3 huevos

1 tarrina de queso de untar Philadelphia (200 grs.)

1 tarrina de queso mascarpone (200-250 grs.)

1 Brick de nata de montar (200 ml.)

3 Cucharadas grandes de Maicena.

3 cucharadas y media (cuchara sopera) de azúcar (*)

Para la cubierta:

3 ó 4 cucharadas (soperas) de mermelada a elegir (aconsejable frambuesa, fresa, arándanos...)

1 pellizco de azúcar

Elaboración.

  • Primer paso: 

Precalentar el horno a 180º (calor por ambos lados). Aconsejo antes sacar la rejilla fuera del horno y preparar el molde para la tarta encima de la rejilla.

  • Segundo paso:

Preparación de la base.

Para preparar la base, en primer lugar tenemos que triturar las galletas hasta que queden como si fuera harina. Vamos apartando todas las galletas trituradas en un bol. Añadimos la margarina poco a poco y vamos amasando hasta que quede una masa compacta y homogénea.

A continuación extendemos la pasta en todo el fondo del molde apretando para hacerla aún más compacta y la metemos en el frigorífico mientras que preparamos el relleno.

  • Tercer paso:

Preparación de la tarta.

En un recipiente grande añadimos todos los ingredientes del relleno, en primer lugar los huevos y después el resto de los ingredientes. Batimos muy bien con la batidora hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados. Hay que tener en cuenta que la mezcla va a quedar líquida, pero cuando esté en el horno el tiempo adecuado estará en su punto.

Verter la mezcla en el molde e introducir la rejilla con el molde cuidadosamente en el horno. Al estar muy líquida hay que tener cuidado de que no se derrame.

El tiempo que necesita es entre 40-45 minutos, vigilar que se haya dorado un poco pero no demasiado.

Cuando esté lista sacar del horno y dejarla fuera de la nevera.

  • Cuarto paso:

Preparación de la cubierta.

Poner en un cazo a calentar 3 ó 4 cucharadas grandes de mermelada,1 pizca de azúcar y una cucharadita pequeña de agua (opcional).

Yo suelo utilizar la de Frambuesa de La Vieja Fábrica, me da muy buen resultado. Retirar del fuego cuando comience a hervir, y con ayuda de una cuchara extender por toda la cubierta de la tarta. Extenderla en caliente, ya que si dejamos que se enfríe se solidificará y no se podrá extender bien.

Cuando se haya enfriado meter unas horas en la nevera.

¡A disfrutar!.

Espero que os guste.

(*) La cantidad de azúcar va en base a gustos. A mi particularmente no me gustan los postres demasiado dulces y suelo poner 3 cucharadas y media (soperas). Para mí es suficiente, ya que la mermelada le da el toque justo para que no esté excesivamente dulce.

 

 


 

 

 

 

 

 



 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: