De tapas en el bar JÚPITER

De verdad hay días que nuestro espejo nos ve de pasada, y digo “espejo” sí, uno en singular, porque entre nuestras curiosidades está la de tener sólo un espejo en el cuarto de baño para vernos el careto y para de contar. (La culpa es mía, no soporto los espejos por la noche, me dan repelús y sin ellos me ahorro sustos como los de las pelis del más allá, cada uno con su “pájara”). Pues eso, hemos pasado hoy por el baño como rayos para echarnos a la calle cual gimnastas olímpicos y realizar el siempre gratificante, largo y sinuoso recorrido de “la búsqueda de la consulta con su pantalla de aviso correspondiente” en el Hospital de Puerta de Hierro. Nos dijeron que había puestos de avituallamiento por el recorrido, pero únicamente encontramos una zona de vending, al fondo a la derecha como los baños del Corte Inglés, que lo único free era que te cogieran la señal de la contactless de la tarjeta y te hicieran el lio…

Como las aventuras hospitalarias suelen ser tediosas y carentes de interés turístico, tomamos la iniciativa de premiarnos con un refrigerio y grabarlo así a lo loco, sin pasar por maquillaje, peluquería, ni el video por producción…ains, qué dura es la vida del…viejoven!!! Prometemos que otro día Victor se echa gomina y yo me doy rímel “guaterpruff” por si lloro de risa!!

Aquí os dejamos el vídeo: De tapas en el BAR Júpiter

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: