mi escritorio

La tanorexia o adicción al bronceado, a pesar de que el síndrome no ha sido oficialmente descrito por la comunidad médica, existen síntomas que pueden ser.

La ansiedad excesiva por estar siempre moreno o no perder el tono ganado, la competencia entre compañeros para ver quién puede conseguir el bronceado más oscuro y la frustración crónica sobre el color de la piel, cuando la persona afectada está convencida que su tono es constantemente inferior de lo que realmente es, aunque no sea así.

También cuando se llega a la pérdida de que se perdido el apetito esta provocada por la sensación de falta de horas al sol, ya es tiempo de poner remedio ya que se trata de una gravedad, la cual ha de ser vigilada por personal cualificado.

Fue en el año 2005, que un grupo de dermatólogos publicaron un estudio que demostraba que los tanoréxicos experimentaban una pérdida del control de sus límites, que evitaban poder parar el proceso de bronceado una vez la piel ya está morena, cosa que los afectados no entienden y se cree que dicho patrón es similar a otras adicciones como el alcoholismo o tabaquismo, o cualquier otra doga peligrosas.

Es muy aconsejable saber que los casos graves de tanorexia pueden ser considerados muy peligrosos debido a la sobreexposición a los rayos ultravioleta que conlleva dicha adicción, hecho que puede ser causa de muchos efectos secundarios y negativos, entre los muchos, el cáncer de piel.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: