Remedios y soluciones.

Las fisuras o grietas en los talones a menudo solo son un problemas cosmético, pero cuando penetran hacia las capas más profundas de la dermis pueden ser dolorosos al caminar, teniendo incluso el riesgo de sangrar e infectarse.

Debido al tipo de piel que poseemos o simplemente por la edad, la piel se vuelve más seca y menos flexible y como consecuencia la capa de grasa que cubre los pies se vuelve más delgada.

Otros factores que contribuyen a la aparicón de grietas en los talones son permanecer de pie durante largos períodos con zapatos mal acolchados, usar zapatos o sandalias con respaldo abierto o tener mucho sobrepeso.

Las personas con ciertas alteraciones en la piel como psoriasis o pie de atleta, problemas biomecánicos de los pies, espolones en el talón y pies planos son más susceptibles, al igual que aquellos con diabetes, enfermedad vascular periférica e hipotiroidismo.

En el caso de grietas leves o poco profundas, podemos sumergir los pies en agua tibia para posteriormente adelgazar la zona de piel afectada con una piedra pómez. Tras esto aplicamos un producto humectante a base de aceite, la vaselina también es efectiva para este fin. Por último podemos colocarnos unos calcetines para conservar el grado de humedad.

Junto a esto podemos utiliza algún producto de venta libre que contenga urea o ácido salicílico, que suaviza los callos y ayuda a eliminar la piel.

También podemos recurrir a la elaboración casera de remedios para hidratar y exfoliar la piel de los talones, como la parafina, la combinación de vaselina y zumo de limón, miel o exfoliantes como la harina de arroz o la avena.

Existen también protectores del talón con gel de silicona y calcetines especializados en este trastorno que liberan gradualmente aceites hidratantes. Las talones almohadilladas que redistribuyen el peso del cuerpo que deben soportar los talones son útiles fundamentalmente en personas con sobrepeso.

No debemos afeitar ni cortar nosotros mismos la zona alrededor de las grietas, existe productos con enzimas que exfolian la piel. En el caso de personas mayores o con alguna patología como diabetes o problemas circulatorios se debe buscar atención medica, ya puede ser necesaria la prescripción de medicamentos que prevengan la infección y aparición de ulceras en los pies.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: