La talidomida: el fármaco que causó malformaciones en miles de bebés

La talidomida es un fármaco desarrollado por una compañía alemana que fue popular entre mujeres embarazadas entre 1958 y 1963. Se usaba como sedante y como paliativo de las náuseas ocurridas durante los primeros meses de embarazo. Su éxito se debía a que a diferencia de otros fármacos, se creía que no tenía efecto secundario alguno y su consumo en exceso no era letal.

Esto fue así hasta que empezaron a aparecer casos de recién nacidos con malformaciones caracterizadas por la falta de brazos y piernas o por tenerlos excesivamente cortas. Sin embargo, la causa de estas malformaciones no fue evidente y costó unas tres semanas de investigación de un médico alemán, Widukind Lenz, y un español, Claus Knapp hasta encontrar el culpable: la talidomida. La malformación podía ser producida tanto si la madre había tomado el fármaco durante el embarazo como si el padre lo había tomado antes de la gestación. 

Investigaciones posteriores mostraron que la talidomida tenía dos formas posibles que se producían durante su síntesis, una de ellas era la que producía los efectos sedantes y calmantes mientras que la otra producía los efectos indeseados. El efecto positivo de la desgracia causada por la talidomida, fue que a partir de ese momento cualquier medicamento que salía al mercado fue estudiado más detalladamente para conocer todos sus posibles efectos secundarios.

Los afectados por la talidomida han denunciado a la empresa creadora del fármaco

En España fueron más de 3000 los afectados, de los cuales quedan vivos unos 300. En los últimos días se ha celebrado el juicio que enfrentaba a 186 españoles afectados por el fármaco y que habían sufrido malformaciones debido a ello, contra la empresa alemana que lo distribuyó. El resultado del juicio ha sido que la farmacéutica tendrá que pagar entre 660.000 y 1.980.000 a cada uno de los 20 afectados que había sido reconocido oficialmente como víctica del fármaco por el gobierno español. 

En la actualidad, la talidomida se sigue utilizando ya que se conocen perfectamente los mecanismos moleculares que dan lugar a una u otra conformación del fármaco. Se ha visto que es eficaz en el tratamiento de lepra y se están haciendo ensayos para algunos tipos de cáncer o enfermedades del sistema inmune ya que tiene un efecto modulador en dicho sistema. 

 

La talidomida, el fármaco que causaba malformaciones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: