Leía hace unos días la Revista Istmo en donde apareció un artículo y en éste se comentaba acerca del talento de cada individuo y cómo éste, el talento, no se tomaba en consideración al momento de elegir la actividad que pensamos desarrollar como profesión, siendo que éste es tan individual y característico como cada persona en el mundo, y así nos encontramos que aproximadamente el 80% de nosotros estamos trabajando en actividades en las cuales nuestro talento no es aprovechado en su totalidad; no me estoy refirendo a que si estamos contentos o no con lo que hacemos, sino a que todos y cada uno tenemos talentos que no hemos sabido o querido potenciar al máximo y esto se debe a que la necesidad "nos llevó" a tal o cual trabajo o porque nos dejamos influir por amigos, tíos o papás, o simplemente porque pensamos que tal oficio, carrera o profesión nos iba a dar para comer y vivir "bien", sin embargo, al momento de escoger lo que queríamos ser lo que menos tomamos en cuenta fue el desarrollar para lo que realmente somos muy buenos, y así pasamos algunos días lamentando el no haber seguido nuestra verdadera vocación, el no haber tenido la suficiente voluntad, valor e inteligencia para defender nuestros intereses y terminamos haciendo muchas cosas y dejamos a un lado lo que mejor hubiésemos podido desarrollar, empero aquí, el hubiese se puede corregir y aún estamos a tiempo de cambiar el rumbo, de antemano te anticipo que cuesta mucho trabajo, pero la vida es sólo una y sin retos ¿para qué la queremos? - ¿para vivir la vida que queremos nosotros mismos por elección propia o la vida que los demás quieren que vivamos?...

 

Guillermo Lora Santos

Nov. 2002

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: