Steve Jobs

En el mundo de la alta tecnología pocos personajes despiertan tanto interés como Steve Jobs, alma de Apple. Y es que si hablamos de ejemplo de liderazgo y emprendimiento, de creatividad e innovación, de libertad y también de tiranía y egocentrismo, estamos hablando de Jobs.

El gran seductor, como lo llama el escritor Tom Levy, es un tipo alto, apuesto, divertido y dotado de una voz profunda e hipnótica que tiene parte de visionario, de tiburón de las finanzas, de artista y de genio del marketing.

Sus sueños, conseguidos con éxito: popularizar la tecnología y dominarla a su capricho.

Entre sus anécdotas se cuenta que durante una época a Jobs le dio por asaltar a cualquier empleado y le pedía que justificara en medio minuto su trabajo o, de lo contrario, era despedido. También que incluso llegó a vender un ordenador al rey Juan Carlos después de unos minutos de conversación en una feria en San Francisco.

Hoy está absolutamente de actualidad por varios motivos: por sus problemas de salud que plantean la inevitable sucesión del iPresidente al frente de la compañía, todo un problema para el mercado que ve ligado el éxito de Apple al de su primer ejecutivo. Y por la presentación al mundo de su nuevo servicio iCloud: un espacio de almacenamiento en el ciberespacio de música, películas, y otro tipo de datos y documentos con el propósito de que el centro de nuestra vida digital esté ahora en la “nube”.

Jobs colgó en su edificio Siberia una bandera pirata, mientras creaba el primer ordenador personal del mundo, para simbolizar la lucha de su Macintosh contra IBM. Después de ser humillantemente despedido de la empresa que creó, regresó para salvarla de la muerte. Desde entonces, una década de éxito, innovación y creaciones como el iPod, el iPhone, el iBook y ahora el iCloud.

Es por ello que os invito a ver esta conferencia que dio en la Universidad de Stanford hace ya algunos años, donde podréis conocer sus orígenes como hijo adoptado, y escuchar cómo él mismo cuenta su experiencia empresarial, éxitos, fracasos, traiciones, lucha y mil vivencias, que además de interesaros seguro os resultan formativas. ¡Yo de vosotros no me lo perdería!

Finalmente, os dejo un consejo profesional de Jobs que para mí es oro:

“Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente. Todo lo demás es secundario.” (Steve Jobs)

Anna Gil

Talentblog

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: