En la tabla esmeralda, segunda novela de Carla Montero, tenemos dos historias de amor y ambición que se desarrollan en dos lineas temporales. La historia arranca de un antiguo texto, la TABLA ESMERALDA, que puede ofrecer a su poseedor grandes ventajas.

En la Florencia del siglo XV, llega a manos de Lorenzo de Médicis un amuleto antiguo que junto que con el posee, da acceso al secreto de la tabla esmeralda, un texto hermético tras el que siempre han ido muchos hombres, y que Lorenzo vuelve a esconder con la ayuda del pintor Giorgone en un cuadro.

En el Madrid actual Ana una historiadora del arte, que trabaja en el Museo del Prado, a instancias de su novio Konrad, un rico hombre de negocios alemán, inicia una investigación para hallar El Astrólogo, un cuadro no inventariado y atribuido a Giorgone, y del cual ha encontrado una pista.

Ana a regañadientes comienza su investigación que la lleva a Paris, y al profesor Alain Arnoux que la ayuda a moverse en los muchos archivos de la Segunda Guerra Mundial. La pista la lleva hasta Sara Bauer y su familia, una rica familia alsaciana que fue exterminada por los nazis. Pero es una búsqueda que entraña un peligro. Las pistas la llevan de Paris a Moscú, y dejan un rastro de violencia.

Lo que Ana desconoce es que su novio Konrad va trás la tabla esmeralda, para conseguir el antiguo secreto que oculta el cuadro de Giorgone. Konrad pertenece a una sociedad secreta que ansia el poder de la tabla esmeralda.

Al Paris de la ocupación llega huyendo de su casa Sara Bauer, una joven judía que transporta en secreto el legado de su familia, el cuadro El Astrólogo, que esconde la tabla esmeralda y que ya ha costado la vida de su padre y costara la de su madre y hermanos.

En Paris comienza a colaborar con la Resistencia, y se reencuentra con el oficial nazi al que Himmler ha encargado la recuperación del cuadro que Sara custodia. Tanto Himmler como Hitler se dedican a buscar reliquias mágicas en la carrera para dominar el mundo. Georg von Berheim, héroe de guerra y doctor en historia del arte, se ven la encrucijada de utilizar cualquier método para proporcionar el cuadro a Himmler o salvar la vida de Sara de la cual se ha enamorado.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: