SYLVIA PLATH (Boston, EE.UU., 27 de octubre de 1932) ha sido, a lo largo de los años, una mujer más conocida por las causas que originaron su muerte que por su breve obra: fue un icono en la salud mental. Su frase "morir es un arte" pasará a la historia; era bipolar y su angustia en vida obedecía al sentimiento de soledad propia de su enfermedad. El componente maniático guiaba su vida a la vez que los estados permanentes de depresión severa la conducían a la más absoluta tristeza. La alegría podía ser transformada en una rápida apatía y viceversa. Estas situaciones se agravaron poco después de contraer matrimonio y su convalecencia tuvo la resignación de haber querido profundamente a su marido.

Se cree que su suicidio podría haber sobrevenido por la enfermedad, pero en su vida tuvo gran influencia su marido, TED HUGHES - escritor aclamado de la época que mantuvo durante su relación con Sylvia Plath varias aventuras amorosas con algunas prestigiosas escritoras del momento- fue su gran competidor, forzándola a dejar de lado su gran brillantez literaria y su versátil forma de escribir. Ella se dividía entre ser una madre ejemplar (tuvo dos hijos) o ser una escritora reconocida y mujer independiente. Se sospecha que también la hermana del escritor influyó negativamente en su relación.

"La Campana de Cristal" fue una de sus primeras obras, una NOVELA semi-autobiográfica, donde describe sus intentos de suicidio y pensamientos al borde de la muerte.

Sylvia Plath murió en su piso en Londres el 11 de febrero de 1963. Plath preparó su suicidio y acabó asfixiándose con gas, de madrugada, mientras sus hijos dormían, tras asegurarse de que fuesen encontrados ilesos. Su hijo, maníaco depresivo, solitario y bohemio se suicidó en 2009.

Tras su muerte, el que fue su marido -Ted Hugues- se encargó de la edición de su poesía completa.

Sylvia Plath

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: