enamoramiento

Las sustancias del amor

Aparentemente cuando una persona se enamora, sus emociones están impregnadas de varias sustancias hormonales. Además, las mismas nos trastornan, nos despiertan la pasión, y nos hacen desarrollar una adicción incontrolable por nuestra pareja. Sin embargo en apariencia, también tienen fecha de caducidad. Ellas son las celebradas sustancias del amor: Endorfinas, oxitoxina, feromonas…

Desde siempre se ha comparado el enamoramiento como una droga, y al parecer tienen razón porque; en esta emoción-sentimiento es incontrovertible la influencia de las hormonas. Sustancias que son producidas por las glándulas que las secretan internamente o endocrinas que circulan libremente por la sangre. Por esto, ellas llegan hasta el último rincón del cuerpo.

Los expertos

Algunos expertos, conceden una fugaz base científica a ciertas especulaciones sobre la propuesta de que el matrimonio tenga la etiqueta de siempre; “hasta que la muerte nos separe”, proponiendo que el mismo tenga una duración de 7 años y que sea renovado, si los cónyuges lo acuerdan, por ejemplo; tal es la propuesta de Gabriele Pauli, política conservadora de 50 años que pertenece a la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU).

pareja

La precitada señora hace esta consideración y defiende el matrimonio a plazos, acotando que de esta manera se evitarían los problemáticos divorcios y se termina con la ficción de un amor que no existe -el cual según ella- no dura más de 7 años. Opinan los expertos que el enamoramiento entendido como una adicción a otra persona tiene tiempo de caducidad y la limita el descenso de una serie de sustancias hormonales que, el organismo de los enamorados deja de producir lentamente, tales como las endorfinas y las apomorfinas.

Reacciones químicas

José Miguel Gaona, médico psiquiatra, autor del libro “Endorfinas, las hormonas de la felicidad”, dice; el amor no deja de ser una conjunción de reacciones químicas, ligadas a otros estímulos como, la alimentación, la actividad sexual o "aficiones similares”. Las endorfinas, que intervienen en el enamoramiento, son unas hormonas que actúan como neurotransmisores.

Y a su vez funcionan con analgésicos internos dentro del organismo que aumentan en los instantes placenteros de la vida tales como; en las relaciones sexuales, besar y acariciar. Asegurando los expertos que las reacciones hormonales propias del enamoramiento tienen, una función bilógica determinada como es; la de producir vínculos que permitan recrear a la descendencia humana. Eduardo Punset científico, autor del libro “Viaje al amor” Dice que; el amor tiene 3000 millones de años y según el “surge cuando una bacteria se preguntó; si había alguien por ahí, porque no podía sobrevivir sola”.

Los dos sexos

Para él, la aparición de los dos sexos, es producto de una forma evolutiva hace 700 millones de años, para propiciar la diversidad genética y así poder adaptarse más fácilmente a un ambiente cambiante.

Las hormonas en el amor tienen una importancia suprema. Se genera oxitoxina, se producen variantes en los niveles de testosterona en hombres y mujeres, hacen su aparición la dopamina y la serotonina sufre un bajón ante el apremio de ver al ser amado. Este episodio se repite, ya sea un amor madurado en el tiempo o un amor a “primera vista”.

Cuando un individuo se enamora, hace la aparición en su cerebro la oxitoxina; hormona que también se genera durante el orgasmo y el parto. Esta sustancia, relacionada con los patrones sexuales y el afecto, tiene un efecto extraordinario y cuando se libera produce estímulos de marcada intensidad. De hecho es la causa de que una persona ame a otra con denodada pasión, de que sufra de desvelos y que viva pensando en la otra persona y entre una cosa y otra bloquea el estrés.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: