problemas de adiccion

SUPERANDO LA ADICCION

Este es un manual con todo lo que se debe saber acerca de la adicción y la guía de la solución eficaz para recuperarse del consumo del alcohol, tabaco y otras drogas.

La enfermedad de la adicción es la única enfermedad que le dice al paciente que no la tiene, se manifiesta en el cuerpo en lo espiritual y en lo social, además, se caracteriza por una conducta anormal de los procesos mentales.

Todas las personas que tengan problemas de adicción y crean y apliquen estos escritos, pueden estar completamente seguros que sus vidas cambiaran favorablemente.

Hemos querido mantener el seguimiento a los lineamientos generales del modelo Minnessota, que es un programa que propone un método practico basado en la abstinencia física completa (incluyendo la toma de conciencia de que el alcohol y tabaco son drogas) y un profundo cambio conductual, emocional, social y espiritual, fundamentados en la filosofía de los grupos de autoayuda de los 12 pasos autogestionarios del programa de recuperación que practican las confraternidades de alcohólicos anónimos de narcóticos anónimos.

Estos, están conformados por un conjunto de principios sistemáticos de connotación moral y espiritual, que orientan a las personas para confrontar su situación existencial y propiciar cambios en su estilo de vida, en sus formas de autocuidado y el afrontamiento de la realidad. La aplicación de los 12 pasos no es un proceso lineal, que pase del primero al doce sin retroceder, la recuperación no es una línea recta siempre ascendente.

La recuperación y la recaída van de las manos y ambas con el reverso de la misma moneda, y partes de la misma enfermedad. Podemos poner el ejemplo de una escalera eléctrica que baja, la recuperación es subir esa escalera, dejar de subir es estar en recaída.

El proceso de los pasos es dinámico, continuo y progresivo ( en forma de espiral ) es decir, es una practica de toda la vida, en que las personas según sus necesidades y circunstancias existenciales que atraviesen, se devuelven a enfatizar algunos o varios pasos, la recuperación es un proceso maduracional, de constante crecimiento mental, emocional, social y fundamentalmente espiritual, ya que el cambio en las otras dimensiones esta condicionado por las practicas de valores o principios espirituales, tales como : fe, esperanza, honestidad, humildad, aceptación entre otros. En términos generales cada paso tiene una significación específica:

- Primer paso: (“Admitimos que éramos impotentes ante el consumo, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables”) indica la necesidad de aceptar la perdida del control de nuestra propia vida, a expensas de la adicción.

- Segundo paso: (“Llegamos a creer que un poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio”) lleva al reconocimiento de la confusión mental autoengañosa provocada por la adicción, que distorsiona la realidad personal e impersonal y a la certeza de que necesita de otros y de un poder superior como guía, para salir adelante.

- Tercer paso: (“Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de dios, como nosotros lo concebimos”) implica la confianza en Dios y los miembros de la confraternidad para aceptar ser ayudado.

- Cuarto paso: (“Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos”) se hace un repaso exhaustivo de los síntomas emocionales y comportamentales (resentimientos, temores, etc.) que conforman la enfermedad. Esto se hace desde una óptica moral peculiar.

- Quito paso: (“Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos”) permite generar un espacio psicológico de catarsis (liberación de conflictos) y sanación a través de la expresión a otros y a Dios de secretos íntimos.

- Sexto paso: ("Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos”) trata de una disposición o apertura espiritual hacia Dios, como fuerza mayor liberatoria de las taras personales.

- Séptimo paso: (“Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos”) enfatiza la actitud de sometimiento a Dios (fe y esperanza) del paso anterior.

- Octavo paso: (“Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos”) permite iniciar el arreglo de las relaciones humanas.

- Noveno paso: (“Reparamos directamente a cuanto nos fue posible el daño causado, excepto cuando al hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros”) se enmiendan los daños causados, arreglando con actos, las relaciones interpersonales.

- Decimo paso: (“Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos rápidamente”) es el mantenimiento, por ende, prevención de recaída, pues propone un auto monitoreo diario y la admisión de errores en el proceso recuperativo.

- Undécimo paso: (“Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla”) enfatiza el contacto con Dios y su voluntad.

- Duodécimo paso: (“Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los adictos y de practicar estos pasos en cada uno de nuestros asuntos”) indica la responsabilidad del servicio a los otros adictos, como consecuencia de la practica de todos los pasos, lo que genera un experiencia espiritual.

Los tres primeros pasos nos muestran cómo podemos construir una relación operante con nuestro poder superior o Dios, como quiera que entendamos a Dios. Los cuatro pasos siguientes- del paso cuatro al siete- nos muestran cómo podemos conocernos mejor y vivir en paz con nosotros mismos. Los pasos siguientes nos dan un diseño para compartir con otros nuestra vida de forma significativa y continuar un programa de recuperación por el resto de nuestras vidas.

El carácter general de este estudio puede aplicar como un manual que se ubica dentro del contexto programático, es una herramienta pedagógica que sirve, además, para reforzar el diseño de los procesos clínicos de planificación del tratamiento, cuidado residencial y tratamiento continuado (seguimiento).

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: