brujería

Sugestión y muerte por Vudú

Tal vez uno de los temas que despiertan más curiosidad tanto en la colectividad como en la ciencia es la llamada “muerte por Vudú” de hecho también es una de las curiosidades más investigada en relación a la aparición y posterior desarrollo de las enfermedades psicosomáticas. Hay una copiosa documentación existente en todo el mundo, de personas que han fallecido a consecuencia de una “maldición”.

Infortunadamente sin archivos médicos ni autopsias no se puede determinar con absoluta certeza como fue que fallecieron. Realmente en la generalidad de estos casos los mismos comparten un rasgo común que; una figura que respetaban los maldijo, apuntándolos o cantando con un hueso, y al poco tiempo después, aparentemente la victima fallecía por causas naturales. El investigador W.B. Cannon, en 1942 se interesó especialmente en este interesante fenómeno.

El pensó que le podría ayudar en sus trabajos que estaba realizando, sobre el nivel de estrés que el individuo es capaz de tolerar sin resentirse demasiado. La “muerte por Vudú” se describe como; los casos de fallecimiento repentinos rodeados de cierta atmosfera de misterio que parecieran obedecer a que la persona ha sido asaltada por una emoción de exacerbada intensidad.

Desde tiempos bastante remotos entre los pueblos primitivos de América, África y Oceanía, estos pueblos son sabedores de que existen ciertos fenómenos de muertes repentinas, que han sido asociadas a maldiciones, al rompimiento de mitos sagrados o, a comportamientos en relación al colectivo social del entorno. En la acción más común sucedía que un hechicero o brujo sentenciaba al profanador. Este tiembla, piensa que ya nada puede salvarlo, un intenso escalofrío de pánico hace presa en el, recorriendo todo su cuerpo que se entrega para morir.

vudismo

las investigaciones de Cannon

Luego de investigar Cannon, estos fenómenos, llega a la conclusión no, solo que la muerte por Vudú era factible sino que; elucubró una explicación natural para este fenómeno. Decía que una muerte por vudú era posible cuando una reacción de pánico se apoderaba por completo de un sujeto, y esta se prolongara por un tiempo extremadamente largo. El estado de choque que causa una constante descarga de adrenalina en el cuerpo, como respuesta al miedo agudo que experimenta el condenado.

Aumenta la sudoración, la respiración se hace anhelante por su mayor velocidad de inspirar-expirar, se dispara la frecuencia de los latidos del corazón y finalmente provoca una insuficiencia cardíaca mortal. Luego durante la Segunda Guerra Mundial algunos estudios realizados arrojaron que este fenómeno de muerte repentina no solo se produce en sociedades primitivas. No podía ser de otra manera; el miedo es libre y alcanza a todos los estratos de la sociedad, sin importar modo, condición, ni intelecto.

sugestión

los ejemplos de Meador

Tanto que según Clifton Meador, médico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos; las maldiciones se están transformado, tomando nuevas formas, acota; presentando datos para probarlo: el esgrime el ejemplo de un paciente diagnosticado de cáncer del hígado terminal, en la década de los 70, a quien le informaron que solo tenía un mes de vida. El paciente Sr. Schoeman, según lo esperado murió en el plazo estipulado pero; la autopsia reveló que los médicos se habían equivocado. El tumor era pequeño y no existía metástasis. No murió de cáncer –explica Meador- sino de creer que estaba muriendo de cáncer.

Según las investigaciones de ciencia y el natural sentido de lo oculto, creencias, mitos y folklore de los pueblos existe, una particular visión de la llamada “muerte por Vudú” donde las ciencia médica aporta los resultados lógicos producto de sus investigaciones basados en el conocimiento cientista, y la gente aporta de igual manera su conocimiento con base al realismo mágico que es como decir el caldo de cultivo de la mitología, hechicería, brujería, esoterismo, ocultismo y…

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: