Sugerencias para preparar tortas con niños

Preparar un pastel con los más peques puede ser una entretenida experiencia para ellos y para ti. Hacerlo con niños más crecidos añadirá pericias y les instaurará magníficos recuerdos de logros compartidos. Es interesante procurar que de toda esta experiencia tengamos como resultado algo más que unos postres... Existen muchas historias sobre la utilización de la cocina como herramienta de educación, y casi siempre, lo de menos ha sido qué se ha cocinado, adquiriendo más importancia la educación y conversación que el crío ha adoptado.

Hornea lo que les apetece

Primeramente, debemos tener en cuenta qué es lo que puede gustar al niño, porque si le hacemos participar en algo que no le entusiasme, lo vamos a tener más complicado. Habitualmente, los gustos básicos en pastelería como chocolate, mantequilla, fresa, etc. no ofrecen resistencia. Si la receta incluye detalles de colores, figuras, pintar galletas, etc... entonces ya tienes el éxito asegurado.

Los más pequeños y los que no lo son tanto... todos pasarán un rato ameno y tendrán un grato recuerdo de la experiencia. De todos modos, aquí tienes algunas sugerencias muy útiles a la hora de intentar cocinar con niños:

10 consejos para hacer unos postres con niños

1. Seguridad

Dé alguna nociones a los niños. Manténgalos alejados de fogones encendidos o cuchillos afilados, y si quieren manipular algún pequeño electrodoméstico, asegúrese que no está enchufado.

2. Simplicidad

A los niños les gusta tocar y manipular por ellos mismos. Por lo tanto, se debería escoger alguna receta sencilla y rápida, como unas galletas, y dejar que ellos mismos las hagan una a una.

3. Higiene

Lavarse las manos con frecuencia, recogerse el pelo largo, desinfectar útiles... deben aprovecharse las oportunidades para inculcar estas medidas de higiene.

4. Estamos asimilando

Leer la receta, conocer las cantidades y los pesos, tener paciencia... La cocina puede ser una verdadera aula de aprendizaje, y es importante aprovechar estos momentos en qué el niño absorbe conocimientos mientras de divierte.

5. Paciencia

No intentes hacer nada con la ayuda de niños si vas a contrarreloj y tenéis que ir a toda prisa. Además, piensa que casi siempre, vas a tardar el doble de lo que sería habitual para preparar algo con la colaboración de niños.

6. Entender los ingredientes

El funcionamiento de la levadura o el bicarbonato, las claras montadas, diferentes variedades de azúcar... mientras se está preparando, por ejemplo, una receta de postres, tienes muchas oportunidades para ir enseñándoles algunas nociones básicas.

7. Seguridad alimentaria

Alimentos en buen estado, alimentos pasados, porqué congelar... Aprovecha para enseñarles cómo calentar, como congelar, que conozcan bien los peligros de los alimentos en mal estado.

8. Haz que se sienta satisfecho

Aunque lo que esté haciendo no quede impecable, procura alabar su trabajo e intenta pasar por alto los pequeños errores. Incluso en caso de desastre total, paciencia y buen humor.

9. Limpieza

Los postres no están terminados hasta que no se haya limpiado la cocina. Enséñales a mantener todo limpio y ordenado para otro día.

10. Plan B

Puedes recurrir, quizás más en los primeros intentos, a las recetas preparadas que venden en los autoservicios (repostería). Normalmente te vendrán en formato sobre y se necesita menos tiempo y trabajo para trabajarlo, ideal si en la cocina hay niños con poca capacidad de atención.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: