aprender una leccion con el sufrimiento

Con el Sufrimiento aprendemos una Lección

Todos hemos sufrido más de una ocasión. Conocemos el sabor de la opresión del sufrimiento, la falta de esperanza, y la forma cómo cercena la ilusión de un tajazo feroz. Quien no haya sentido alguna vez esta reflexión en su vida, que levante la mano.

Con el sufrimiento siempre aprendemos una lección, pero si siempre se repite la misma situación, es que no hemos aprendido la lección, porque casi nunca la aceptamos o la mayoría de las veces no la comprendemos.

Con el sufrimiento aprendemos una lección, y esta dejará su huella, comprenderemos su sentido, y luego la dejaremos partir lo más lejos posible, cercionandonos que se lleve consigo todo rastro de amargura.

Con el sufrimiento aprendemos que hay que tener suficiente madurez para comprender el deseo de huir de él y esto lo logramos cuando comenzamos a comprender cuál es su verdadero contenido, qué es lo que nos quiere enseñar en verdad.

Las manos siguen en el mismo sitio donde estaban antes de empezar a leer, en cambio la mente, no, ella siempre sale a buscar recuerdos, vivencias, momentos, situaciones, a poner la espina del dolor para después quedarse ahí escondida, para no pasar por aquella misma situación.

Con el sufrimiento aprendemos una lección importante, que el destino del sufrimiento es quedarse atrás. Pero la vida, que es tan sabia, nos puede volver a presentar otra situación parecida  para que tengamos la ocasión de aprender por fin la lección, y podamos demostrarlo, sin dejar que esta se convierta en nuestra cómplice.

Para concluir recuerda esto: El sufrimiento no nos beneficia absolutamente en nada. Persistir en él provoca un mal grave e innecesario, que se debe evitar por respeto a uno mismo. Y eso solamente depende de cada uno de nosotros.

POR: JUDITH ROSARIO

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: