TODO LO SUFRIDO...

 

Preguntas sin respuesta, decisiones jodídamente difíciles, gente que queda atrás guardada en mi oscura memoria, sueños no alcanzados y tantas cosas por hacer, forman parte de lo vivido o quizás de lo aprendido, no lo sé, pero en ocasiones no es agradable aprender e incluso vivir se hace tarea difícil.

Quizás todo eso me haya formado, quizás deformado, quizás los momentos que vives no los elijes sino que pasan a formar parte de otra de las fases de esta embolia cerebral en la que vivimos.

Me abstengo de absurdas creencias, no creo en los milagros ni en la buena fe del prójimo, ni siquiera se definir la palabra suerte ya que nada de eso me ha ayudado, en ocasiones no me ayudo ni yo. Distinto, diferente, vivo una continua lucha mental, no consigo aceptar y en mis venas no existe el límite de velocidad. Tan radical como mis ideales, ya no pretendo cambiar el Mundo, tan solo me quedan fuerzas para impedir que el Mundo me cambie a mí y afrontar el miedo. Miedo que aborda cualquier forma de vida existente y del que nadie se salva. El animal teme ser la presa, los ricos tienen miedo a perderlo todo, los políticos a ser descubiertos, el ignorante teme lo que desconoce y el sabio todo lo que sabe.

 

... PARTE DE LO APRENDIDO

 

Me he dado cuenta de que en esta sucia vida aunque realmente quieras que nada importe todo trascenderá dejando un insoportable eco en tu gran vacío.

A veces pienso que mi problema es intentar ser como deseo ser, cambiar tantas cosas, ver a la Tierra sonreir y no estar eternamente atrincherado esperando mi ataque y viendo renacer con cada balazo a todos y cada uno de mis enemigos. Zombies hambrientos que me acercan al silencioso miedo, al temblar de mis nervios y que pretenden convertirme con un simple mordisco.

Si tuviese que hacer un balance de todo lo sufrido tan solo podría decir que he llorado, he perdido a gente sin desearlo, he conocido, he visto, he luchado y he de continuar haciéndolo, he tropezado más de mil veces, he aprendido... y lo peor de todo es que no he conocido la libertad.

El balance de lo aprendido es bastante más austero, eliminando todo de lo que puedo prescindir, tan solo me queda un oscuro conocimiento, una lección grabada a fuego lento que me ha enseñado a conocer el MIEDO.

un grito

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: