realidad

SUEÑOS

SUEÑOS…. ¿qué son los sueños?

Los sueños forman un mundo paralelo al mundo en el que vivimos nuestra vida.

Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo, ya que el descanso es inevitable e imprescindible para nuestro cuerpo. Pero, mientras dormimos, una parte de nuestro cerebro se activa por momentos y nos deporta a otro mundo, el mundo de los sueños, volviéndose más activo durante ese breve momento que durante el día en estado despierto. Soñamos mientras dormimos y, a través de los sueños, liberamos ESTRÉS, TENSIÓN, DESEOS SUPRIMIDOS… el estado del sueño es el tiempo de nuestro subconsciente, su momento glorioso de sacar a la luz nuestros TEMORES y AGOBIOS, pero también lo que en realidad anhelamos.

realidad

Primero sueño, luego existo.

Los sueños forman una parte importante de nuestra vida, porque por un lado, son una liberación de nuestra alma y segundo, expresan nuestros deseos y metas de lo que queremos realmente alcanzar en nuestra vida. Por eso es importante escuchar nuestros sueños y analizarlos. Sería un craso error suprimirlos por considerarlos inalcanzables y sacados de un mundo de fantasía. Hay quien se considera demasiado realista como para escuchar a sus propios sueños. Pues aquella persona está muy lejos de ser realista.

realidad

¿Alguien preguntó por qué?

Pues es muy sencillo. Los sueños están para realizarlos. No vivas los sueños de los demás, sino realiza los tuyos propios.

 

¿Cómo se hace eso?

Se debe seguir unos sencillos pasos.

Primero.- Aclarar cuál es el sueño de uno mismo.

Segundo.- Trazar un plan coherente de los pasos a seguir para conseguirlo.

Tercero.- Comenzar a trabajar en este plan que acabamos de poner sobre un papel.

 

Hablamos del sueño como de una meta. Es un proyecto personal en el que deberemos trabajar y para ello es imprescindible tomar ese sueño en serio.

Sueño de día

Sueño de noche

Con los ojos cerrados

Y los ojos abiertos

Hasta que un día

El mundo amanece

En un nuevo mundo

 

Vivir los sueños es fundir nuestros deseos con lo que nos rodea convirtiéndolos en nuestra realidad.

Hay que superar los miedos, las tensiones, las angustias y hacer uso de la motivación, de la superación y la confianza. Es importante tener confianza en uno mismo y creer que podemos vivir en el mundo que realmente deseamos.

Luchar por los propios sueños no duele. Lo que sí duele es el arrepentimiento al final de nuestra vida de no haber vivido para ellos, nuestros sueños, para convertirlos en algo real.

Sigamos trazando nuestra vida mediante nuestros sueños.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: