Preguntar por quienes somos es algo sencillo, pero responder es cosa de locos, y más cuando estamos en la obligación de hacerlo por nosotros mismos. En cuanto a mi respuesta, esta varía dependiendo del lado de la cama que despierte o si me caí o no en la ducha, incluso si llegué con cara de dormido o no a la universidad. Perfectamente podría despertar como un superhéroe y decir que esto es lo que soy, un salvaguarda de letras que se extinguen en libros que casi nadie lee, aunque algunas veces podría ser un villano al cometer atentados contra el lenguaje cuando escribo. Puede que haya días en los que no sea un superhéroe, sino me sienta como un mensajero, pero no de cualquier mensaje, sino el de DIOS, evangelizando y llevando su palabra a pesar del disgusto de algunos. En realidad, es complicado hablar de quien soy porque incluso podría decir que en ocasiones me levanto siendo un comediante; aunque esto casi nunca ocurre, creo que no tengo gracia. Por fortuna no se vive de risas.

Algunos dicen que soy muy serio, pero no se dan cuenta que la vida se toma de esa manera; y les doy la razón, teniendo yo también la razón. En ocasiones despierto con sueño, y en otras como si hubiera dormido con los ojos abiertos toda la noche, y sin un solo pensamiento que me invite a estar en un letargo por el resto de la mañana. Odio dormir, pienso que la vida no se vive durmiendo o inmerso en un sueño, y sí, en esos días me levanto siendo un conferencista de superación personal muy exitoso.

Finalmente hay días en que me levanto siendo nadie, y siéndolo todo al mismo tiempo, queriendo ser chistoso y que la gente pueda hallar felicidad en mis palabras; siendo un súper héroe salvando obras literarias en el olvido; un mensajero que predica a la gente la palabra de DIOS; y una persona seria o alocada, o ¿por qué no ambas?

Soy quien quiero ser, y esto es solo una pequeña parte de mi vida, mi esencia.

 "Con Barbie puedes ser lo que quieras ser".

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: