Quizás muchas veces hemos escuchado esa frase que suena trillado "Soy feliz viviendo solo", el ser humano puede estar mucho tiempo solo? viviendo sin ese alguién que ilumine aquella mañana que por cuestión de tiempo, es húmeda y gris, un buenos días acompañado de una sonrisa, nos hace pensar en la felicidad, esa felicidad que no solo nace de una convivencia, si no de un despertar al otro lado del hilo telefónico, mi amor cómo amaneciste?, esa primera frase que te hace sentir invariables emociones difíciles de describir.

El soy feliz viviendo solo! lo escuché de varias personas allegadas, eran mujeres, esta frase nace por la desilusión de no poder encontrar a alguién que llene las espectativas que buscaban, estas mujeres eran bastante independientes, pegadas a la personalidad masculina de poder y dominio, díficl de entender por el sexo opuesto, una verdadera relación de pareja, busca el equilibrio y la entrega mutua, en valores de comprensión, madurez, libertad, seguridad, consideración y detalles, pero debemos entender que las relaciones no son perfectas.

Después de un tiempo encontré a una de ellas, viviendo una relación de pareja, donde era evidente su dominio, y en resumidas cuentas, pude entender el porque todo este tiempo vivió sola, fue un largo recorrido, buscando el perfil del hombre sumiso que no lograba hallar y por casualidades de la vida llegó uno sin ser buscado.

Las relaciones basadas en la posesión van directamente al fracaso, y la busqueda de la felicidad volvería a empezar!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: