Sospechas, sospechas, sospechas

El ser humano vive bajo permanente sospecha

Sospecha de todo y de todos, detrás de todo siempre se oculta una mano negra. Si algo no es o no sale como cada uno desea, se buscan responsables de los que poder sospechar y también culpar. 

Momentos en los que se sospecha

Lugares para sospechar existen muchos, motivos para hacerlo también. Pero, algo que ya  no se puede considerar como normal es vivir sospechando en todo momento. 

Algunas personas, malgastan su vida en este improductivo pasatiempo. Sospechan de sus amigos, de sus familiares, de sus vecinos, de la pareja que va a hacer la compra, de la empleada de la peluquería, 

En el puesto de trabajo, se producen las condiciones idóneas para que als sospechas contaminen el ámbiente. El blanco de todas ellas siempre es el jefe, pero es algo que él ya tiene asumido, va en su sueldo. Después, le siguen aquellos que tienen un cargo importante dentro de la empresa y por último se sospecha del resto de compañeros de trabajo. 

En el hogar, sucede lo mismo se sospecha de los niños, sobre todo si son muy pequeños y permanecen mucho tiempo en silencio, de la pareja cuando llega tarde varios días, o si tiene que acudir una reunión que dura demasiado tiempo. El caso es sospechar, aunque no exista ningún motivo para hacerlo. 

Sospechas, sospechas, sospechas

La sociedad tampoco se libra de esta fiebre por sospechar, cuando se está en evento, se puede comprobar como algunas personas, se pasan gran parte más pendientes de todo lo que les rodea, que del acto al que han acudido. 

Estas personas que obran así, no son conscientes del enorme daño que hacen, no solo a los que están a su alrededor, si no a ellos mismos, puesto que están jugando con lo más importante que tienen, su salud. Ya que quien vive sospechando a la larga ve como su salud se resiente, y no solo la física sino  también la mental. 

 

 

 

sospechas,sospechas,sospechas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: