fotografia

 Abastecer a una familia de agua  tiene un coste es ridícula si se compara con lo que cuesta hacer un pozo con bomba extractora. El invento lo lleva a cabo Arturo Vittori, un diseñador italiano y un arquitecto suizo, Andrés Vogle y se trata de una estructura de bambú muy fácil de montar que no necesita maquinaria de ningún tipo. En su interior un tejido de nylon recoge la humedad del aire durante la noche siendo capaz de almacenar entre 20 o 30 litros de agua, lo suficiente para una familia de más de 6 miembros.

fotografia

Estas torres recolectoras de agua a las que han llamado Warkawater puede ser la solución para lugares como Etiopía donde el agua es vital para la supervivencia y construir un pozo cuesta 10.000 euros mientras que la instalación de un Wakawater cuesta solamente 400 euros.  Lugares donde los niños se encargan de llevar el agua a casa ya podrán ir a la escuela a estudiar o salir a jugar con los demás niños.

fotografia

El tercer mundo se mantiene por debajo del umbral de la pobreza por la falta de agua que es el pilar de todo desarrollo industrial y mientras el mundo avanza y quiere llevar Internet a todos los rincones del planeta, hay lugares donde no habrá ni gente para conectarse por la falta de estructuras para mantenerse. Gracias a estas personas preocupadas por el medio ambiente y en aportar ideas para que muchas familias que viven en condiciones extremadamente precarias vean satisfechas sus más elementales necesidades, hay esperanza y futuro en lugares remotos donde más de medio mundo hasta ignoran que existe y el agua es su única fuente para la vida.

Fuente:

Las torres warkawater recolectoras de agua.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: