fotografia

Las reproducciones de obras que se hacen en China no dejan de sorprender por lo bien copiadas que están y el precio increíblemente barato. Se distribuyen por todo el mundo desde una especie de ciudad de la pintura donde se copia todo y con una precisión increíble donde trabajan más de 1000 pintores seleccionados en las escuelas de bellas artes de China que producen casi todos los cuadros de reproducciones que se venden a nivel mundial. Utilizan el trabajo en cadena para pintar los cuadros y cada pintor se especializa en una determinada parte del cuadro. Si es un paisaje, hay un pintor que hace los árboles y si hay un río, este lo hace el especialista en ríos, de esta forma se consigue una producción exagerada de obras y cada pintor pasa cada día por 30 o más cuadros.

fotografia

Después de recibir repetidas quejas de pintores que se veían afectados por las copias de sus cuadros, en la actualidad solo se pintan cuadros de artistas muertos, no obstante ya se sabe que el dinero todo lo compra y se pueden conseguir reproducciones de pintores actuales si se encargan de forma discreta. Obras de Picasso, Van Gogh, Leonardo da Vinci, etc, se consiguen por 35 o 40 euros y son la mayoría de las veces unas copias perfectas.

fotografia

La ciudad de Dafen, muy cerca de Hong Kong, era antes un pequeño pieblo de pescadores pero ahora una escultura de bronce de una mano cogiendo un pincel situada a la entrada del pueblo avisa de que se está entrando en la ciudad de los pintores.

fotografia

Parece ser que el primer taller para hacer reproducciones se abrió en 1986 y fue tan rápido el auge adquirido que se tubo que ampliar y actualmente hay más de 50 talleres y las obras se distribuyen por todo el mundo ya que muchos bolsillos que no pueden tener colgado un auténtico Miró, un Dalí, un Picasso o un Van Gogh, adquieren estas obras que pueden en ocasiones pasar por auténticas y solo un experto es capaz de detectarlo.

fotografia

El que inició las copias de cuadros en Dafen fue Huang Jiang que se instaló en buscando un lugar tranquilo para hacer copias que le solicitaban y comenta: "La gente sabe que no son originales y los que trabajan aquí no tiene la intención de ser artistas" por ello este pequeño pueblo no es una ciudad de bohemios, todo se enfoca con sentido comercial.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: