fotografia

Agricultor y arqueólogo por afición, el francés Maurice Moisson en 1953 durante una de sus excavaciones en la región de Borgoña y junto al pueblo de Vix descubrió una tumba celta con un amplio ajuar funerario de incalculable valor. Para su funeral y viaje a la vida eterna, esta misteriosa personalidad femenina que se ha llamado "la dama de Vix" recibió adornos y joyas, entre ellos un collar de oro de 24 quilates que pesa 480 gramos.

fotografia

La dama de Vix protaba en su último viaje una rica bajilla, una tobillera de bronce, un oinochoe para escaciar y otros muchos presentes. Los numeroso estudios que se han realizado sobre este misterioso personaje ha puesto en relieve que pudo ser una princesa celta y han constatado que el enterramiento se encuentra en una de las rutas comerciales del siglo VI a. C. Por este lugar transcurría el comercio de hierro, oro, sal, especies, y otros productos necesarios, así como el comercio de esclavos.

fotografia

Este asentamiento cercano a Vix se debió principalmente a su enclave comercial pero se cree que con la llegada de nuevas aristocracias de la cultura de La Téne hizo que desapareciera todo el asentamiento quedándo destruído y olvidado. La buena conservación del cráneo ha permitido en lo posible reconstruír el rostro de la misteriosa dama que podría tener unos 35 años y que apareció sobre una especie de carro y en uno de los lados su lujoso ajuar. La riqueza de este hace suponer que ocupaba un lugar en la sociedad celta muy importante y principal. 

Junto a la doma de Vix apareció el mayor vaso de bronce que se conoce, pesa 208 kilos y tiene 1,64 metros de altura.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: