fotogarfia

La defensa de la entrada de la base naval de Cartagena es llamada el Castillito porque tiene todo el aspecto de parque de atracciones pero lo que tiene detrás no son tonterías. Se instaló entre 1933 y 1936 y se dotó con dos cañones británicos de los más potentes que existían en la época que pueden lanzar un proyectil de una tonelada a más de 35 kilímetros de distancia.

fotogarfia

Esta batería solo se disparó una vez en 1937 durante la Guerra Civil Española y ya no se ha disparado más ya que su sola presencia asustaría a los más valientes enemigos si los hubiera. En 2009 este lugar se reformó para recibir interesados en visitarlo o lo que es lo mismo se abrió al turismo. Situado en Cabo Tiñoso, es un escarpado paraje con acantilados desde donde se domina toda la bahía de Cartagena.

fotogarfia

fotogarfia

Últimamente se ha convertido en un lugar muy visitado por familias interesadas en ver de cerca los dos cañones Vickers de 38,1, modelo 1926 fabricados en Sheffield (Inglaterra) y que fueron instalados aquí para la defensa de la Base Naval de Cartagena. En realidad solamente han servido de decoración, no obstante, el conjunto de la batería presenta todo lo necesario para los puestos de mando, alojamiento para el servicio, aljibes, instalaciones deportivas, cantina, sala de lectura, dormitorios para la tropa, etc. En estos años pasados la batería de Castillitos fue seleccionada por la Guía Repsol para elegir el Mejor Rincón de España.

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: