fotografia

Empezó la moda de bañarse en el mar a principios del siglo XIX. Antes se acercaban al agua solo para salir de pesca o para realizar algún viaje en barco y las mujeres fueron las que se vieron obligadas a utilizar unos complicados y difíciles trajes que tenían como objetivo evitar que se adivinaran ciertas partes de su cuerpo. En las playas se impuso un policía de seguridad que se encargaba de comprobar la ley impuesta por Washington que ordenaba que los trajes de baño de las señoras tuvieran 15 centímetros de distancia de las rodillas. En el caso de encontrar trajes que midieran más centímetros podían ser multadas.

fotografia

Las viudas debían llevar colores marrón oscuro o negro y las jóvenes solteras grises o marrón claro, estando descartados los colores vivos por ser demasiado llamativos. Los primeros trajes se confeccionaron con materiales pesados como sarga, franela, etc, para evitar que al mojarse se pegaran demasiado al cuerpo, Si se daba el caso de algún traje que se pegaba mucho denotando las formas era rápidamente considerada indecente especialmente por las demás mujeres.

fotografia

fotografia

Los trajes de los hombres solían ser de rayas y de cuerpo entero pero algo más ajustados que los de las mujeres. Después de la Segunda Guerra Mundial, el modisto Cristian Dior además de bonitos vestidos entallados propuso el traje de baño de diferentes colores y estampados, le dió volumen a las caderas para que las mujeres que tuvieran un talle fino pudieran lucirse más. Sin embargo, en España ya se impuso el régimen de Franco que hizo un reglamento de las costumbres que debían existir en las playas. "Las mujeres usarán trajes que lleguen hasta las rodillas, bien enteros o compuestos de blusa y falda y usarán debajo además un pantalón cuyos perniles tendrán como mínimo una anchura de 40 centímetros. Queda terminantemente tumbarse en la arena, aún yendo cubiertos con el albornoz. No obstante estará permitido sentarse guardando la debida discreción. Articulo 9 del Gobierno Civil de La Coruña".

fotografia

fotografia

fotografia

Pero en 1946, la moda del bañador experimentó una gran rebolución. El francés Louis Reard inventó el Bikini al perfeccionar el modelo  de Jacques Heim llamado Átomo. Cuando Estados Unidos realizó la prueba de una bomba atómica en el atolón de Bikini, el francés le puso el nombre a su bañador y lo promocionó con el slogan, "Bikini, primera bomba an-atómica". Como era de esperar, las primeras españolas en utilizar el bañador de dos piezas fueron tachadas de frívolas y de "ligeras de cascos" por las mujeres que no tenían el valor de hacerlo o porque sus cuerpos no eran los adecuados. Los hombres en cambio, encantados y los modistos españoles se pusieron mano a la obra realizando diseños de todos los tamaños y colores. Y la moda se impuso por encima de las leyes represivas de Franco y de la Iglesia que a cada momento censuraba la exibición de la mujer en Bikini en las playas.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: