fotografia

El Museo Hunterian de Londres sorprende al visitante con un extraño esqueleto conocido como el gigante irlandés que perteneció a Charles Byrne, un joven que sufría una alteración de la hormona del crecimiento y que lo aprovechó para mostrarse a si mismo como una rareza y hacerse millonario, dinero que no supo aprovechar y lo gastó bebiendo demasiado. También vivió angustiado dado que sabía que había varios médicos revoloteando a su alrededor para hacerse con su esqueleto cuando muriera.

fotografia

fotografia

Los temores de Charles Byrne se hicieron realidad pues pese a que dejó dicho que a su muerte tiraran los restos al mar, cuando su corazón dejó de latir a los 22 años y cuando trasladaban el cuerpo a la costa el cirujano John Hunter sobornó con 500 libras a los que lo portaban y se hizo con el cuerpo del gigante. Según parece sepraró la carne de los huesos hirviéndo en cuerpo en una gran caldera y luego negoció la venta del esqueleto que hoy de muestra como la estrella del Museo Hunterian de Londres.

fotografia

fotografia

John Hunter era médico y cirujano y un gran coleccionista de muestras anatómicas de diferentes especies que se consideraran raras. En su época lo consideraron un loco pero ahora hay que agradecerle su afición ya que el Museo Hunterian puede mostrar elementos de gran interés científico únicos en el mundo. Este museo alberga una de las colecciones más antiguas compuesta de más de 3.500 preparaciones anatómicas y patológicas, así como deformidades, cerebros humanos, fósiles muy interesantes, animales extraños, etc. El Museo Hunterian es un museo que se sale de lo común por lo que es poco conocido pues no a todo el mundo le interesa ver estas exposiciones, no obstante, son tan insólitas las rarezas que alberga que si se pasa por Londres vale la pena entrar un rato para verlas.

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: