sopa de champiñones

La cocina checa se considera pesada y muy abundante, con comidas centradas en carnes y almidones. Esto se debe a que los inviernos checos son largos y fríos, lo que no permite una variedad de verduras frescas. De hecho, si las ensaladas están disponibles, por lo general se limitan a dos verduras, como el tomate y el pepino.

Houby (champiñones) son la excepción, que florecen en los bosques locales y son populares en sopas, como houbova polevka myslivecka (sopa de champiñones Myslivecká).

Ingredientes (4 porciones)

  • 400 gramos de champiñones, en rodajas

  • 1 cebolla picada
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 2 tiras de tocino, cortado en trozos pequeños
  • ¼ de taza de harina de trigo
  • 5 tazas de agua
  • 1 cubito de caldo de pollo o carne
  • ¼ de taza de crema espesa para batir
  • ¾ de taza de vino de cocina (o agua como sustituto)
  • Sal y pimienta, al gusto

Procedimiento

1. Calentar en una olla grande el aceite a fuego medio. Añadir los trozos de tocino y freírlos hasta que estén crujientes.

tocino

2. Añadir los champiñones y la cebolla y freír hasta que estén tiernos, unos 4 minutos.

cebolla

3. Añadir la harina y remover hasta que se dore.

harina

4. Añadir el agua y llevar a ebullición, luego añadir el cubito de caldo. Revolver hasta que se disuelva.

cubito de caldo

5. Reducir el fuego a medio y cocinar a fuego lento unos 20 minutos. Remover de vez en cuando.

6. Añadir la crema, sal, pimienta y el vino de cocina (o agua). Cocinar a fuego lento durante 15 minutos.

vino tinto

7. Servir la SOPA de CHAMPIÑONES caliente y acompañado con pan.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: