El Señor Blopuemali se enfrentaba a una decisión para determinar a quien designaba como Administrador de su vasta extensión. Dos opciones se le presentaron para tal efecto. De una parte Sonrisitas y de otro lado Muelitas. Problemas varios eran parte de todos los días en la extensión de Blopuemali. Desde la contaminación ambiental a los problemas de seguridad para personas y propiedades, cruzando por los habituales de limpieza, alumbrado, etc y otros, eran la carga que tenían que soportar los que osaban presentarse para lograr el puesto de Administrador. El Señor Blopuemali era un típico poblador de todas las sangres, que habitaba en Perú. Sonrisitas tenía una serie de atributos, aparte de su carisma, sonrisa habitual, experiencia, presencia y otras virtudes que la habían colocado en inmejorable posiciòn para ocupar el puesto. A Sonrisitas no le faltaban detractores, que trataban de influir en la decisiòn de Blopuemali,empero el carisma, la serenidad, el temple, la experiencia le ayudaban para afrontar los malentenddos, chismes, distorsiones, etc que llegaban a oìdos y vista del Señor Blopuemali. No le faltaba a Sonrisitas equipo de apoyo para el puesto deseado, y aparte del Señor Petiso Perdedor habìan otras ayuditas que recibìa para obtener el ansiado, disputado y lleno de intereses puesto de Administrador de la vasta extensiòn del Señor Blopuemali. Por su parte Muelitas aunque sin el carisma de Sonrisitas, tambièn poseìa aparte del apoyo de los Señores Grandazo hablador, Pico de oro, Jaladito Criollazo y Avivato, aparte de otros apoyos cubiertos y encubiertos, una serie de virtudes que la colocaban como una firme candidata para el puesto de Administrador . El Señor Blopuemali decidiò que en el mes de Octubre eligirìa al bendito Administrador. Para el efecto convocò a todos los pobladores mayores de edad, quienes acercàndose al lugar convenido manifestaìa su preferencia ya sea a Sonrisitas o a Muelitas. Dotado de un sistema computarizado las preferencias se irìan contabilizando con la sola puesta del dedo ìndice en el dispositivo electrònico respectivo. Luego de cumplido el plazo otorgado para la presencia electiva de los pobladores, el resultado se darìa a conocer pràcticamente al toque y en primera, dado el avance del sistema informàtico contratado. Y como quiera que Octubre no ha llegado, esta primera parte del cuento ha terminado.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: