relaciones

Son de calidad tus relaciones interpersonales

¿Con quién vas de la mano hoy?

¿Con quién compartes tus salidas, tus momentos agradables y tu tiempo?

Es de la calidad de las relaciones que entablamos, que depende en gran manera nuestras expectativas de éxito. La calidad de la comunicación que establezcamos, sobre todo de aquellas que se sostienen por más de una decena de minutos, no solo contribuirán con enriquecer tu ánimo, sino que además acrecentarán tu energía de calidad para un previsible futuro.

Los esfuerzos y las potencialidades energéticas que están a nuestro alcance para emprender un proyecto, un objetivo (factible o no), se vendrán al suelo, si nos asociamos con personas inconvenientes que pueden hasta corromper una conversación (intoxicar). Sabemos de personas que se proponen amargarles la vida a los demás, incluso tratarán de desilusionarte, aduciendo que no lo lograrás.

Sin embargo te encontrarás con otras que te ayudarán, estimularán, para que alcances un mayor nivel de avance. En alguna parte leí algo que dice así: “Los seres más mediocres pueden ser grandes, solo por lo que destruyen”. Por eso vale la pena revisarnos para saber, con quien andamos en este instante y con quien andaremos después.

interpersonales

Discriminemos nuestras relaciones. ¿Quién te acompaña hoy?

¿Has adelantado mucho, poco?

¿Te has detenido?

¿Qué logros has alcanzado?

¿Has aprovechado las oportunidades o perdido logros?

Tú balance es. ¿Positivo o negativo?

Por cuantos años nuestra meta ha sido sobrevivir, nos subimos al tren cotidianamente, y puestos allí; vamos andando sin tener en cuenta, la idoneidad de las relaciones que hacemos y el efecto que estas producen en nosotros. ¿Cuántas veces asumimos sociedades, pactos y convenios que nos convirtieron en piedra? Sabemos también que no todo el mundo osará experimentar con su propia vida; claro es demasiado arriesgado.

¡Qué tristeza! Infortunadamente estaremos condenados a vivir en burbujas que nosotros mismos hemos construido o en su defecto, permitido; que otros hayan edificado para nosotros. Entonces sería lógico pensar, que las relaciones interpersonales que hoy sostenemos, interfieren en el resultado de nuestras metas. Por supuesto que; esto no implica obligatoriamente, que estas personas abriguen malas intenciones, sino que llegaron a un punto y allí optaron por quedarse… Permanecer en una relativa seguridad, tranquilos, y soñar.

Confía en tu intuición y no pares, si te equivocas, enmienda el paso y sigue. Se aprende a respetar los errores, sabemos que un truco da un resultado temporal, mientras los demás no lo aprenden. Para seguir adelante, se necesita un nuevo juego.

¿Qué has decidido hoy? ¿Ser un ganador o un conformista? ¡Es tu decisión!

¿A quién aceptarás por compañía? ¡Depende de ti!

¿Quiénes formaran parte de tu grupo de relaciones interpersonales? ¡Decídelo tú!

En cualquier actividad, la disyuntiva de ser bueno en tu tarea o un incapaz, radica en poseer cierta o no; la suficiente imaginación y el empeño para reinventarte cada día. Por cierto, tenemos por delante una buena tarea; cual es, transformar nuestro grupo de relaciones interpersonales, alejarnos enteramente de aquellas personas que son negativas o pesimistas, y sumar a los que tienen un buen criterio abocados al cambio, inclinación a la superación y a una mejora continuada.

Cuanto más grande sea el cúmulo de relaciones personales, cuantas más personas conozcas, más influencias y valoración iras sumando para ti, como persona de una relevante personalidad, que está destinado a lograr todo cuanto se proponga.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: