¿Somos un producto de nuestro entorno?

A veces pienso, que tal vez; somos un producto de nuestro entorno y sigo pensando que todas las relaciones nos definen. Absolutamente todas, hasta las más insignificantes pueden dejar una marca en nuestras vidas. Existe una influencia natural de las formas de percibir la cultura, de la manera como miramos la vida, inclusive, hasta de aquello que nos terminará gustando o no. Sin embargo se aprecia un toque en lo invisible en lo que sentimos, y en los episodios que no siendo parte, iremos edificando en nosotros, en base a lo que recibamos de ellos. Y de nuestra interrelación con los mismos.

Por si esto fuera poco, soy capaz de asegurar que en menor o mayor medida estamos expuestos a la influencia de las demás personas de nuestro entorno. Por supuesto que esto es una posibilidad, pero; no es única, ni siquiera la mejor.

Es cierto, si andamos distraídos, si no estamos conectados con nosotros, con nuestra propia visión –que iremos construyendo a medida que vivimos- y no respetamos esa voz interior, todo el entorno puede atiborrarnos de información y terminaremos viendo el mundo por los ojos de otro… o de otros. Y si bien esto es sencillo de leer e interpretar, considero que no es un trabajo tan sencillo poder limitar el golpe de nuestro entorno, especialmente cuando hay manifestación de las emociones.

entorno

Recordemos

Hay que recordar, que lo que sentimos, se aferra a nuestro cuerpo energético y empezamos a pensarlo como propio. Tanto por lo que se sufre como por lo que disfrutamos y gozamos, se enquista en nuestro universo personal de pensamientos.

La pregunta es, ¿Cómo salimos de este de este conflicto? Es por demás sabido que, somos presa de ciertas ideas y nos toma algún tiempo caer en cuenta que no somos ni seremos así.

Si este fuera el caso, asumiría el recurso de la inspiración. La inspiración es el valor que me ayuda a captar lo mejor de mí, aunque en principio puede ser una característica de apreciación. Al estar apocado por los miedos, puedo acceder a mi mejor parte, inspirándome en alguna persona que tenga este perfil, que me muestre el camino. Circunstancialmente, lo que me une a esa persona que llamo “inspirador” es admiración, y hasta algún grado de fanatismo cuando no entiendo claramente porque está en mi vida.

inspiración

Cuando se está en medio del caos y no se puede manejar, ni manejarse uno mismo, no se busca ayuda de inmediato porque el caos crece. Lo más aconsejable es cerrar los ojos al momento y pensar en la persona que me sirve de fuente inspiradora. Seguramente la respuesta llegará clara. Así puedo encontrar inspiración, conectándome con esa persona que no es de mi entorno, pero; que será una luz que iluminará el camino a seguir.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: